Un grupo de científicos ha analizado el genoma de miles de personas para tratar de descifrar la base genética de diferentes trastornos de la alimentación

¿Los trastornos de alimentación como la anorexia y la bulimia podrían ser hereditarios? Un nuevo estudio ha analizado el genoma de miles de personas para estudiar si existe relación entre cada uno de estos trastornos y ciertos genes.

El estudio ha reunido a un equipo de la Universidad de Ginebra (UNIGE), junto con los Hospitales Universitarios de Ginebra (HUG), el King’s College de Londres, el University College de Londres, la Universidad de Carolina del Norte (UNC) y la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí.

El objetivo era determinar si base genética era similar en los trastornos alimentarios más habituales: la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón. Los científicos analizaron  el ADN, los datos básicos de  como peso, edad,  y altura, y al historial médico de más de 20.000 voluntarios.

 

Con la información obtenida asignaron una puntuación a los genes implicados en estas enfermedades. Posteriormente sumaron las puntuaciones de aquellos genes relacionados con un mayor riesgo de sufrir una determinada patología. Cuanto mayor fuera la puntuación obtenida mayor sería el riesgo de desarrollar esa enfermedad.

De esta manera se pudo calcular la puntuación para trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia y el trastorno obsesivo compulsivo, y para rasgos metabólicos como la diabetes o la obesidad.

Diferentes estudios han afirmado que los 4 de cada 10 habitantes de Europa occidental padecerán algún trastorno alimenticio en algún momento de su vida

Esta misma técnica aplicada a los trastornos alimentarios mostró que existen similitudes entre la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón. Sin embargo, también permitió observar las grandes diferencias que hay entre ellos.

Si tienes estos genes tendrás mayores probabilidades de sufrir un trastorno alimentario, pero el tipo dependerá de tu metabolismo

Los resultados confirmaron que existe una relación entre los trastornos alimentarios y los psiquiátricos, principalmente la esquizofrenia y la depresión. También mostraron diferencias en los genes que regulan el peso corporal, los cuales estaban vinculados a un alto índice de masa corporal (IMC) en el caso de la bulimia y el trastorno por atracón, así como un bajo IMC para la anorexia.

Entonces, ¿es posible saber qué trastorno alimentario sufrirá una persona analizando sus genes? Las personas que esta predisposición tendrán mayores probabilidades de sufrirlo, pero el tipo de trastorno que sufran dependerá de su metabolismo y su peso corporal.

Así, las personas con metabolismo bajo y peso alto tendrán mayores probabilidades de sufrir bulimia, mientras que las de peso bajo sufrirán anorexia.

REFERENCIA

One size does not fit all. Genomics differentiates among anorexia nervosa, bulimia nervosa, and binge‐eating disorder