Los 10 mejores cirujanos plásticos españoles

Reunidos en exclusiva por Quo para que nos cuenten sus secretos

Glamour. Esa es la palabra que mejor define a estos diez grandes de la cirugía plástica en España. Glamour y la inquietante certeza de que en sus quirófanos se tambalea el mito de la eterna juventud. Ellos, los diez, cincelan en nuestro país rostros, caderas y pechos de los famosos de las revistas del corazón, pero también de millonarios, políticos y miembros de la aristocracia. Sus clínicas ofrecen un confort sofisticado y también la última tecnología diseñada para rellenar, cortar, alisar y modelar cada esquina de un cuerpo humano. Son los más brillantes de una profesión en alza. Según datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica, en el año 2014 se operaron en España 447.177 personas. Y la cifra tiene una tendencia creciente. En Quo quisimos conocer cuál es el secreto de su éxito.

El uso de las células madre va a significar una revolución en un plazo de 10 a 15 años

Reunirlos para realizar este reportaje no ha sido sencillo. Localizar, por ejemplo, a Javier de Benito ha sido casi misión imposible –lo mismo opera en Barcelona que lo hace en Moscú o Riad (Arabia Saudí)–. Y las entrevistas con cada uno de ellos revelan hasta dónde ha llegado hoy el interés por la cirugía plástica.
 El doctor Ramón Vila-Rovira cuenta en su libro Cirugía para el alma (Plataforma Actual) cómo retocó a los grandes de aquel Barça que se llamó Dream Team. “Durante el tiempo que duraron los éxitos de aquel Barça pasaron por mi quirófano muchos de sus jugadores. Se trataba, por ejemplo, de hacerles un trasplante de pelo, pero el jugador acababa hablándome de su esposa, que también creía necesitar ‘unos retoques’. Las parejas del Barça de Cruyff me dieron mucho trabajo durante esos años.”

 Jorge Planas lo primero que  recuerda es a su padre, Jaime Planas, pionero de la cirugía plástica en España. “Me regaló un bisturí de oro con una frase que reza: Enseña con devoción.” Y en la clínica del doctor Iván Mañero descubrimos que los pacientes que esperan en la consulta se relajan tocando prótesis mamarias.
Tecnología puntera
Lo que ofrecen los diez grandes de la cirugía plástica es la certeza de que no habrá errores. “Es necesario formar a médicos competentes sin miedo a que en un futuro puedan robarte clientes. Los incompetentes son los temibles, porque sus pésimos resultados dejan en mal lugar a la profesión”, explica Jorge Planas. Planas, en su clínica, por la que acaba de pasar la nariz del jugador del Barça Cesc Fàbregas, reúne casi tanta tecnología como un laboratorio de la NASA. Planas nos habla de su último “capricho”, el Nanofat Planas Kit. Con él se extraen, manipulan y posteriormente se inyectan donde haga falta células madre de la grasa, que servirán para rejuvenecer la cara: alisa cicatrices y arrugas finas, y elimina manchas amoratadas, por ejemplo, de las ojeras. El resultado es un viaje atrás en la historia de nuestro rostro.

Si algo ha caracterizado al doctor Planas, es su capacidad de innovación. “Un buen profesional necesita formación continuada”, señala. Su centro médico fue el primero en todo el mundo que en 2008 validó el protocolo de almacenamiento de células madre obtenidas de la grasa extraída de una liposucción. Y los expertos auguran que en un cercano futuro gran parte de la reconstrucción de una cara se basará en la denominada ingeniería tisular, que consiste en  cultivos de nuestras propias células para reemplazar daños. Con el uso de las células madre procedentes de operaciones de cirugía estética, en poco tiempo ya se podrá imprimir piel humana en serie y personalizada. Aunque el proyecto aún se encuentra en fase primaria, según señalan sus creadores, se abrirá un campo de posibilidades de nuevos tejidos casi ilimitado.

Las mujeres brasileñas casi acaparan la producción mundial de prótesis mamarias

El doctor Iván Mañero, experto en operaciones a transexuales, tiene una de las clínicas más avanzadas de cirugía plástica en Europa, en la localidad de Sant Cugat del Vallès (Barcelona): “En mi especialidad hay pacientes, pero no enfermos. Con cada intervención aportas algo nuevo, imprimes tu personalidad al cuerpo operado. Eso te hace sentir artista”.
“Imprimir” es un término de especial interés para Mañero. Una de sus grandes apuestas ha sido invertir en las impresoras 3D más avanzadas del mercado. “Con ellas obtenemos una máscara de silicona similar al rostro del paciente, y puede ver exactamente cómo quedará su retoque estético. Nuestra disciplina evoluciona a grandes pasos. Hoy día ya hay una gran mejora en la calidad de los materiales implantados, de la anestesia utilizada. Pero esto es solo el principio de los avances que esperamos en medicina regenerativa”, señala el doctor Iván Mañero. Con su reluciente impresora de última generación no solo recreará rostros reales de silicona, también espera poder utilizarla en un futuro para imprimir piel, y, según explica: “Promete grandes avances en el campo de los implantes mamarios”.   

Quiero unos pechos bonitos
Entre los hombres, la operación de párpados y la corrección de ojeras son las intervenciones más demandadas. En la clínica de Javier de Benito, por ejemplo, un retrato de Jordi Pujol atestigua que el cirujano plástico limpió de oscuras ojeras la mirada del político.
Entre las mujeres, el implante de mamas es la intervención de cirugía estética más demandada en nuestro país. Ha desbancado a la que hasta ahora había sido la reina del quirófano: la liposucción. Pero no siempre se trata de aumentar: durante 2014 se han practicado en nuestro país 2.763 reducciones de pecho.

Ramón Vila-Rovira ha desarrollado una nueva  tecnología para realizar lo que él denomina mamogramas: recrear el movimiento  del pecho de cada mujer antes y después del implante. Lo que busca es dar a su obra la mayor naturalidad posible. “De la misma manera que se inventó el electrocardiograma para obtener una representación gráfica de la actividad eléctrica del corazón, yo he desarrollado el mamograma con el objetivo de estudiar el movimiento del pecho. Además, permite detectar quistes y posibles manifestaciones de células cancerígenas”, asegura Vila-Rovira.

En la Edad Media, la cirugía se consideraba pagana y el cirujano era un mago

El doctor Ángel Juárez explica que en su clínica han desarrollado unas prótesis internas que levantan y dan firmeza al busto. “Con este avance se evita que vuelvan a caer pasados unos años.” Antonio de la Fuente también es uno de los grandes cirujanos que operan en España, y prueba de ello es la labor que realiza corrigiendo pechos operados a los que, de forma equivocada, se les aumentó el tamaño con la intención de darles más firmeza. “Esto es como si compras un traje grande y para ajustarlo, en lugar de ir al sastre, decides engordar para llenarlo”, señala el doctor De la Fuente, pionero en introducir las prótesis mamarias anatómicas en España. Además, este tipo de intervenciones, muy complicadas, exige recoger el exceso de piel y dejar la menor cicatriz posible en el cuerpo de la paciente.

La cicatriz delatora
Las cicatrices son uno de los caballos de Troya para la cirugía plástica. Queda pendiente descubrir el método que las haga desaparecer después de una operación. “En esta cuestión se han producido grandes avances, pero aún no podemos eliminarlas”, señala Antonio de la Fuente. El doctor Ángel Juárez añade que: “Cada vez es más difícil detectarlas; tanto en longitud como en número se han corregido en un 60% durante los últimos 20 años”.

Las operaciones tienen límite
¿Qué número máximo de operaciones puede resistir un cuerpo? ¿Y la cara? Según la opinión del doctor Ángel Juárez: “Un paciente de buena salud puede soportar, en condiciones normales, hasta cinco cirugías en todo su cuerpo. De hecho, desde el punto de vista técnico, hoy es posible realizar cualquier cosa; otro tema distinto es que resulte ético”, mantiene el doctor Juárez. El doctor Mañero coincide en la apreciación de Ángel Juárez: “Se pueden realizar tantas operaciones como el paciente quiera; por lo tanto, es responsabilidad del médico saber dónde poner los límites. Los principios de la medicina definen la ética de la cirugía plástica, puesto que no deja de ser una especialidad como otra. Y eso conviene no olvidarlo nunca”.

Según la SECPRE crece el número de mujeres que se operan el sexo para embellecerlo

 En lo que se refiere a las operaciones faciales, teniendo en cuenta que ya somos capaces de trasplantar caras enteras, la ciencia ha demostrado que no hay límites. Para el doctor Juárez: “El rostro no solo se compone de piel. Posee ojos y huesos. De hecho, la estructura de la cara depende de dichos elementos. A partir de aquí, se puede cambiar la piel, la orientación de los ojos, la posición de las orejas y el aspecto de la nariz, pero es raro que un paciente pida tanto”. Según Juan Peñas, operar la punta de la nariz es la reina de la estética porque “es lo que permite a una persona verse más guapa, fea o tener la cara equilibrada”. La operación suele hacerse con anestesia local y se logran buenos resultados. “Me gano la vida entre el rincón donde fotografío a mis pacientes y el quirófano. Mi objetivo consiste en darle seguridad en sí mismo, mejorar su aspecto físico y que se sienta feliz con el resultado de mi trabajo”. Elsa Pataky e Isabel Presley le deben a Peñas gran parte de la belleza que lucen.

Introductor del Botox en España, por su quirófano pasan 700 personas al año y más de 1.000 se someten a sus tratamientos. “Las grandes profesiones médicas del futuro serán la psiquiatría y la cirugía plástica”, comenta Peñas mientras le realizamos la sesión de fotos en el plató de Quo. La frase es inquietante.

Pedir la nariz de Michael Jackson
Los pacientes acuden a los cirujanos plásticos con expectativas, y algunos con las fotografías de Brad Pitt y Angelina Jolie bajo el brazo. “En una ocasión me pidieron la nariz de Michael Jackson. Me dejó descolocado”, explica Enrique Monereo, doctor muy valorado entre los famosos españoles. Cuenta con más de 30 años de experiencia y ha realizado más de 10.000 operaciones. “Creo que al final, y teniendo en cuenta que la esperanza de vida es cada vez mayor, nos acabaremos operando todos en un momento determinado de nuestra vida”, asegura. A Monereo también le piden operaciones de cirugía estética personas que, tras una dieta de adelgazamiento, han perdido más de 50 kilos. “El traje se ha quedado grande y hay que ajustarlo.”

Atento con sus pacientes, de él ha dicho Cristina Tárrega que incluso pondría a su madre en sus manos. “Monereo te cuida las 24 horas del día”, dijo Tárrega. A veces, la relación con los pacientes es casi sentimental: “Recuerdo a un italiano que se tatuó en el antebrazo un agradecimiento dirigido a nuestra clínica, con las fechas de la operación”, cuenta el doctor Jorge Planas. Y Antonio Tapia reflexiona: “Yo hago trabajo de psicólogo. En una primera entrevista estudio al paciente y, tomando como referencia la información que proporciona, te orientas y ofreces el mejor diagnóstico posible”. Maestro de cirujanos y pionero de la técnica de la liposucción en España (1989), el doctor Tapia heredó de su colega, Jaime Planas, su inquietud por aprender cada día. “Somos un país de narices, pechos y caderas grandes. Yo busco la naturalidad y la proporción. El que no tenga sentido artístico en esta especialidad mejor será que se dedique a otra cosa”, explica.

Reparar errores
Tapia comenta una realidad que firman el resto de los cirujanos plásticos de este reportaje, y es que gran parte de su trabajo consiste en “remendar” errores ajenos. Tapia afirma que dedica el 60% de sus intervenciones a reparar errores cometidos por otros especialistas. Algunos son atroces: “Una vez llegó a mi clínica una mujer de origen alemán para corregir un problema que tenía en sus pechos operados. Al abrir me di cuenta de que los habían hecho más grandes utilizando grasa de un cadáver. Fue dramático ver aquello”.

Un respirador inteligente de quirófano puede tener un coste que alcanza los 250.000 euros

La cirugía plástica de hoy se ajusta a la disponibilidad que permite nuestra vida acelerada. “Si la paciente me dice que dispone de unas horas, le aplico Botox o ácido hialurónico; si resulta que tiene una semana de vacaciones, puedo arreglarle los párpados y subirle las cejas; y si puedo contar con ella durante un par de semanas, le puedo hacer la cirugía en el cuello, por ejemplo”, explica el doctor Javier de Benito. De Benito está en el top ten de los cirujanos plásticos españoles desde sus orígenes.

En 1980 hizo una reconstrucción completa de la mama de una mujer que había sido extirpada después de un cáncer, y utilizó piel y músculo de la espalda. Según su criterio médico, a partir de los 18 años una mujer ya se puede operar los pechos y hacerse una liposucción.
En el anecdotario estelar de Javier de Benito hay una mujer de relumbrón; por sus manos pasó la bella italiana Gina Lollobrigida: “Cuando operas a un personaje público, si tienes éxito no se entera nadie, pero si fracasas lo sabrá rápido todo el mundo”.

El precio de un cuerpo de atleta
La doctora Cristina Brasó, del Instituto Tintoré & Brasó, coincide en esta afirmación y añade que “gracias a los buenos resultados corre la voz muy deprisa y la gente cree en ti”.
Hace algunos años acudió a su consulta un señor de 70 años que superó todos los límites del asombro. El hombre se había colocado dos pelotas de tenis de mesa pegadas a los pezones: quería que le pusieran pechos de mujer. “Llegué a pensar que había colocada una cámara oculta en algún rincón del despacho”.

Junto con su pareja sentimental y socio, Xavier Tintoré, Cristina Brasó ha desarrollado el método LipoGym 4D, que consiste en hacer uso de ultrasonidos de última generación para extraer la grasa de la zona localizada y favorecer la capacidad de la piel para reducir su tamaño. “Así puedes darle forma sin que se vuelva flácida. Acabada la operación, lo siguiente es esculpir el cuerpo”, añade la doctora Brasó sobre una intervención que da como resultado un aspecto atlético por un precio que varía entre los 6.000 y los 10.000 euros. Es el precio de esculpir un cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Juan Peñas

Opera en el Hospital San Rafael (Madrid) y sigue los postoperatorios en su consulta, también ubicada en Madrid.

"Mis ayudantes me operaron los párpados. Esta intervención te permite tener una mirada más limpia”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Iván Mañero

Médico fundador del Instituto de Cirugía Plástica Dr. Iván Mañero.

"Tanto en la juventud como en la belleza, intentamos imitar a la naturaleza”

El milagro llamado 3d
La empresa 3D Biomedics ha conseguido crear la primera impresora 3D capaz de reproducir órganos y huesos humanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Enrique Monereo

Fundador del Instituto de Cirugía Plástica Dr. Monero, Madrid.

"Nunca acepto que un paciente venga a la consulta y me diga que quiere la nariz de Angelina Jolie”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cristina Brasó

Cirujana Plástica y Directora del Instituto Tintoré & Brasó en Barcelona.

"En el año 2008 sufrí un accidente grave. Cuando caí de la bicicleta por culpa del hoyo que había en el suelo, me destrocé la cara. Mi marido me la reconstruyó”

Adiós grasa. El Instituto de Cirugía Plástica Tintoré & Brasó se ha convertido en el único centro de España que utiliza el sistema de lipoescultura 4D. Ambos cirujanos, Cristina Brasó y Xavier Tintoré, especialistas en este tipo de intervenciones, han realizado más de 3.000 liposucciones en lo que va de carrera profesional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antonio de la Fuente

Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital Ruber Internacional, Madrid.

"A mi consulta acuden pacientes que están bien informados, y eso es muy bueno”

Prótesis para cada necesidad
Existen diferentes tipos dependiendo de su composición y forma. Todas las marcas de prótesis autorizadas en España llevan el sello CE.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antonio Tapia

Servicio de Cirugía Plástica y Estética de la Clínica Quirón de Barcelona.

"Cuando hice la primera liposucción en España, la gente se pensaba que había hecho trampa con las fotos que mostré”

Liposucción segura
España es uno de los países del mundo donde las operaciones de cirugía plástica son más seguras, sobre todo las relacionadas con la liposucción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Javier de Benito

Director del Instituto Javier de Benito en Barcelona, también con sede en Arabia Saudí y Moscú.

"En 1980 hice la primera reconstrucción de mama después de extirparse un cáncer”

Aniversario del botox
Se han cumplido diez años del tratamiento rejuvenecedor por excelencia, el Botox.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jorge Planas

Cirujano Plástico y Director Médico de la Clínica Planas de Barcelona y Madrid.

"Las operaciones requieren la máxima concentración. Los cirujanos plásticos somos creadores artísticos”

Marcaje. Antes de comenzar la cirugía, se dibujan sobre la piel líneas y curvas que guían al cirujano durante la operación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ángel Juárez

Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de la Zarzuela, Madrid.

"Inyectarse sangre en la cara para rejuvenecer la piel quizá funcione, pero no existen evidencias que lo demuestren”

Rayo milagroso. El láser pixelado de CO2 se utiliza para borrar arrugas y todo tipo de imperfecciones, además de provocar un rejuvenecimiento visible en la cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ramón Vila-Rovira

Director del Instituto Vila-Rovira en el Centro Médico Teknon de Barcelona.

"Ya hemos estudiado más de 300 casos de mujeres en dos años. El videomamograma va a suponer un avance técnico importante”

Videomamografía
Se trata del estudio del movimiento de las mamas que ha desarrollado Ramón Vila-Rovira

De derecha a izquierda
Es el primer movimiento que se estudia en el videomamógrafo

De arriba abajo.
Es el segundo movimiento de estudio con una máquina de tres dimensiones.

De dentro afuera.
Este movimiento, junto con los dos anteriores, los realiza el pecho de forma simultánea.

Perspectiva completa.
El análisis integral de los pechos persigue que tras la operación su movimiento sea natural. Entre 5 y 8 centímetros de lado a lado como máximo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades