Con nueve caras

El cáncer no es una enfermedad, sino 200, con terapias y procesos distintos. Hemos elegido nueve tipos diversos para mostrar la variedad de este mal. Los científicos buscan raíces comunes, pero solo se puede concluir que su origen es la transformación de una célula normal en otra peligrosa

image
Hearst Spain
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pulmón

Diagnosis

La prueba de imagen más utilizada es el TAC, que consiste en la emisión de rayos X desde distintas perspectivas. También se analiza al microscopio el primer esputo de la mañana, para observar si contiene células malignas.

Tratamiento

El hecho de que los síntomas aparezcan cuando la enfermedad ya se ha extendido dificulta su tratamiento y curación. A veces se detecta años después de originarse la primera célula cancerosa. La cirugía es la terapia más común. Se combina con radioterapia y quimioterapia, según la diseminación del tumor y el estado de salud del paciente.

Supervivencia
Solo el 12% de los enfermos vence la enfermedad. El 8,3% de los españoles (80% hombres) muere de un tumor en el pulmón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mama

Diagnosis
Hacer mamografías periódicas a partir de los 40 años es la mejor técnica para detectar el tumor en sus fases trempranas. En los casos positivos, se confirma el diagnóstico con una biopsia.

Tratamiento
Depende del tamaño del tumor y si están o no afectados los ganglios. Si el tumor mide menos de 1 centímetro, extirparlo suele ser sufiente. Pero no es lo más frecuente; la cirugía suele complementarse con quimioterapia (previa, para reducir el tamaño del tumor, o después de la operación, para acabar con células tumorales microscópicas) o con hormonoterapia, para bloquear la acción de las hormonas que estimulan el crecimiento de las células cancerosas.

Supervivencia
En España se detectan 15.000 nuevos casos al año (el 1% en varones). Según el estudio Eurocare, la tasa de curación entre las mujeres alcanza el 78%, y entre los hombres el 82%. Los síntomas en varones y mujeres son similares: el primer signo suele ser un bulto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No Hodgkin

Diagnosis
Los linfomas no Hodgkin agrupan más de 30 tipos de tumores distintos, que suelen manifestarse con un aumento del tamaño de los ganglios linfáticos. Su origen se desconoce, pero se cree que puede tener procedencia vírica.

Tratamiento
Lo más frecuente es usar quimioterapia, y en algunos casos se puede recurrir a la radioinmunoterapia, que consiste en unir una sustancia radiactiva con un anticuerpo que ayuda al sistema inmunitario a combatir la infección. En casos especiales, se puede necesitar el trasplante de células madre.

Supervivencia
El 54% de los pacientes sobrevive a la enfermedad; en los niños menores de 14 años, el 67%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Leucemia

Diagnosis
Con un análisis de sangre se determina si el número de glóbulos blancos es o no normal. Un análisis posterior al microscopio sirve para confirmar la enfermedad: aparecen glóbulos blancos muy inmaduros.

Tratamiento
Uno, llamado “de soporte”, que incluye transfusiones, etc., prepara el organismo para la quimioterapia. Con esta se reducen las células cancerosas, pero puede estropear otros órganos y la médula ósea. Este problema se resolvió en parte hace cinco años. La incorporación de Gleevec marcó el comienzo de la era de los medicamentos inteligentes, dirigidos a combatir células cancerosas sin dañar otras. Se recurre al trasplante de médula ósea cuando esta ha resultado tan dañada que no puede realizar su función básica: fabricar las células sanguíneas.

Supervivencia
Casi la mitad de los pacientes supera la enfermedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Melanoma

Diagnosis
Con una hoja de bisturí se raspan las capas superiores del lunar afectado, para obtener una muestra de tejido. Si el tumor es profundo, se extrae una cuña de piel.

Tratamiento
Mediante cirugía se cura el 90% de los casos, siempre y cuando el tumor se encuentre en sus primeros estadios, en las etapas 0, 1 y 2, cuando es superficial y todavía no están afectados los ganglios. En fases avanzadas, la quimioterapia solo palía los síntomas. Por eso, los dermatólogos insisten en que las personas con riesgo de sufrirlo (aquellas con piel más clara) se fijen en la fórmula ABCD de la prevención:

A: Asimetría de los lunares. B: Bordes irregulares. C: Cambios en el color.

D: Diámetro creciente.

Supervivencia
En los varones es del 74% (es el cáncer más frecuente en hombres de menos de 35 años), y en las mujeres alcanza el 89,8%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Páncreas

Diagnosis
Suele definirse como “la enfermedad silenciosa”, porque no da la cara hasta que el tumor está muy avanzado. De hecho, suele detectarse cuando crece, porque presiona algún órgano cercano. Uno de los signos más identificativos es el color amarillo de la piel, por la acumulación de bilirrubina en la sangre. Se produce porque el tumor obstruye el conducto que transporta esta sustancia de la vesícula biliar al intestino.

Tratamiento
Es uno de los tumores más difíciles de controlar; solo se cura si se descubre en fases muy tempranas.

La localización de la glándula dificulta que se detecte en las revisiones rutinarias. El 20% de los tumores puede extirparse mediante cirugía, que suele acompañarse con radioterapia o quimioterapia. En el resto de los casos, se opta por la terapia paliativa del dolor.

Supervivencia
En España es de un 6%. Es el quinto tumor más frecuente en el mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cerebro

Diagnosis
No hay una prueba preventiva, al estilo de la mamografía, que detecte la enfermedad. Con un examen neurológico, el médico comprueba la coordinación, reflejos, respuesta a los estímulos y la alerta, algunos de los síntomas con los que puede manifestarse un tumor cerebral. Resonancia, PET y otras pruebas de imagen se utilizan para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento
Depende de la ubicación y del tamaño del tumor. Tras la cirugía para extirparlo, suele ser necesaria una terapia rehabilitadora, ya que algunas funciones, como el equilibrio, pueden resultar dañadas en la intervención.

Supervivencia
El 90% de los tumores son metástasis de otros, y la esperanza de vida no suele superar los dos años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Próstata

Diagnosis
Tener dificultades en la micción no es sinónimo de un tumor; solo indica que el tamaño de la próstata ha crecido. Se confirma con un tacto rectal y un análisis de sangre, para determinar la presencia del Antígeno Prostático Específico (PSA). A veces no es suficiente y se necesita realizar una biopsia.

Tratamiento
Puede extirparse la glándula, pero también se recurre a la braquiterapia, un tipo de radioterapia interna que no produce dolor. Se insertan en la próstata unas pequeñas partículas radiactivas, del tamaño de un grano de arroz, que emiten radiación durante semanas o meses. Si el cáncer se ha extendido, se utiliza quimioterapia.

Supervivencia
En 15 años ha pasado de menos de un 50% a un 65%. En España se diagnostican 13.000 casos al año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hodgkin

Diagnosis
El linfoma de Hodgkin produce una inflamación del tejido linfático (vasos, ganglios, etc.). Se caracteriza por tener un tipo especial de célula cancerosa, llamada célula de Reed-Sterneberg.

El síntoma más frecuente es la inflamación de los ganglios del cuello, axilas o ingles. Los más profundos se detectan con una radiografía o con una tomografía computerizada (TC).

Tratamiento
El más frecuente es radioterapia y quimioterapia. La sesiones de radio son de 20 minutos, y se aplican solo a las áreas afectadas. La quimioterapia (oral o por medio de inyecciones) como único tratamiento cura el 90% de los casos.

Supervivencia
Setenta y cinco de cada cien pacientes se curan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud