¿Cómo te afecta la testosterona?

Al comportamiento, a la pareja, en tu estado físico, etc

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al estado de ánimo

La tristeza es uno de los efectos secundarios de los niveles bajos de testosterona disponible; es decir, aquella cantidad de hormona que circula por nuestro organismo. Muchos síndromes de déficit de testosterona se diagnostican como depresión y se tratan con ansiolíticos.

En tus decisiones económicas

Demasiada testosterona nos hace tomar decisiones económicas más arriesgadas, asegura una investigación realizada en la Universidad de Cambridge. Sin embargo, otro estudio reciente de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, asegura que también los niveles muy bajos de la hormona masculina nos hacen más proclives a asumir riesgos.

A tu agresividad

“No hay estudios serios que avalen que altos niveles de testosterona produzcan agresividad. Lo que sí producen es más ímpetu”, asegura la doctora Ana Puigvert. Precisamente es al contrario: el déficit de testosterona provoca mayor irritabilidad en quienes lo padecen.

Reduce la empatía

“La administración de altas dosis de testosterona en hombres sanos afecta a la capacidad para ponerse en el lugar del otro; es decir, a la empatía”, concluye una investigación realizada por las Universidades de Utrecht (Países Bajos) y Cambridge (Reino Unido).

En la elección de tu profesión

Los individuos con mayores niveles de testosterona ocupan empleos de mayor riesgo. Esta es una de las conclusiones destacadas de un estudio realizado en la Northwestern University entre 500 estudiantes de un MBA de la Universidad de Chicago .

En el éxito deportivo

Según un estudio de la Universidad de Zurich, altos niveles de testosterona son sinónimo de éxito deportivo. Aunque, por otra parte, la falta de precaución y el exceso de ímpetu que genera esta hormona puede propiciar que el individuo sufra más lesiones.

A tu cerebro

Su efecto neurológico produce reacciones menos afectivas, reduce la empatía y genera toma de decisiones más prácticas.

Al pelo

Su pérdida, en un 95%, se debe a la actuación de la dihidrotestosterona, una derivada de la testosterona que se segrega por razones genéticas.

A tu estado físico

Esta hormona tiene efectos anabolizantes, como la creación de masa muscular y hematíes. De hecho, hay deportistas que se la inyectan para obtener ventaja competitiva.

En tu corazón

Los hombres mayores con más cantidad de testosterona tienen menos riesgo de sufrir un accidente cardíaco, asegura un estudio realizado en el Hospital Universitario de Sahlgrenska, en Suecia.

A los testículos

Además de las glándulas suprarrenales, estos son la fábrica de testosterona en el hombre, hormona que, a su vez, contribuye a la formación de espermatozoides .

Al pene

Una investigación reciente del Departamento de Urología del Hospital Gachon Gil, en Corea del Sur, asegura que la exposición a más cantidad de testosterona en el útero materno produce miembros sexuales más largos.

A los huesos

Los bajos niveles de testosterona producen un detrimento de la densidad ósea del varón, según un estudio realizado en la Universidad de Sidney (Australia).

En tu relación de pareja

Los hombres con altos niveles de testosterona tienen más problemas maritales y más divorcios. Lo asegura un estudio publicado en septiempre en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. De hecho, la psicóloga Sari van Anders, de la Universidad de Michigan, ha medido los niveles de esta hormona tanto en hombres como en mujeres, y los ha comparado con sus comportamientos sexuales y relaciones fuera del matrimonio. Así, asegura que, midiendo el nivel de testosterona de un individuo, es posible determinar si será o no infiel a su pareja. Algunas investigaciones hechas en África han determinado incluso que los hombres polígamos tienen mayores niveles de testosterona que los comprometidos en matrimonios monógamos. Según Van Anders, cuando nos casamos, los niveles de testosterona bajan. “Excepto en aquellos casos en los que existe un acuerdo explícito de libertad”, asegura. También sabemos que durante un beso el hombre trasmite testosterona a la mujer a través de la saliva. Según Helen Fisher: “Para mejorar el apetito sexual de su pareja”.

Cuando eres padre

Con la paternidad, los niveles de testosterona se reducen; así el hombre colabora en la crianza de los hijos. Eso es lo que aseguran los autores de un estudio reciente llevado a cabo en la Northwestern University. De hecho, ya había investigaciones previas que lo avalaban.
Por ejemplo, una de la Universidad de Montpellier, realizada en una tribu senegalesa, aseguraba que en las sociedades polígamas los hombres con más cantidad de testosterona prestan menos atención a sus hijos.
También, un estudio de la Universidad de Harvard asegura que cuando son padres, segregan más cantidad de prolactina, la hormona responsable de la actitud protectora típica del padre.
Algo que también sucede en el reino animal: el pájaro junco reduce su testosterona cuando su prioridad es quedarse con sus crías hasta que puedan valerse por sí mismas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud