La píldora del día después

¿Qué diferencia la del día después de la abortiva?

Los efectos de la píldora del día después de han confundido con los de la píldora abortiva RU 486, una alternativa al aborto quirúrgico que en España se utiliza en clínicas especializadas desde el año 2000. La píldora post coital se ha convertido casi en una cuestión de estado.

En primer lugar, porque su ven­ta libre y sin receta en las farmacias, prevista para después del verano, es nada menos que uno de los pilares de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva que prepara el Ministerio de Sanidad. Y en segundo lugar, porque ha suscitado un debate que levanta pasiones. La píldora del día después es un tratamiento de emergencia eficaz en las primeras 72 horas tras el coito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Actúa en tres fases sucesivas: primero intenta impedir la ovulación; después, que el espermatozoide alcance el óvulo, y si ya lo ha fecundado, evita que anide en el útero, lo que significa el inicio del embarazo. En cambio, la RU 486 se utiliza cuando el embarazo ya está confirmado (aunque también puede impedir la anidación), durante los tres primeros meses de gestación. La pastilla consigue que el embrión se desprenda de la pared del endometrio, lo mismo que sucede cuando se practica un aborto quirúrgico.

Este efecto en ningún caso se produce con la píldora del día después: cuando el óvulo se encuentra en el endometrio, este tratamiento ya no tiene eficacia alguna. Ocurre lo mismo con la píldora anticonceptiva normal. La diferencia con respecto a esta es que la carga hormonal que tiene es mayor; de ahí que solo pueda usarse de forma excepcional.

A- Inhibe la ovulación. En las primeras 12 horas, bloquea el ovario antes de que “fabrique” el óvulo. Además, modifica la movilidad de las trompas y espesa la mucosa cervical, lo que dificulta el avance del esperma hacia el útero. A- Antes de la implantación. Administrada antes de la implantación del embrión, impide que el endometrio experimente los cambios necesarios para poder acoger adecuadamente a dicho embrión (igual que el punto C de la píldora del día después).
B- En las trompas de falopio. Doce horas después del coito, la pastilla cambia las condiciones interiores del útero y evita la fecundación antes de que el óvulo entre en contacto con el esperma. B- Después de la implantación. Si se toma después de la implantación del embrión, induce que se desprenda de la pared del útero. También aumenta las contracciones del músculo uterino y facilita el reblandecimiento y dilatación del cérvix. Todo eso conduce finalmente a la expulsión del embrión.
C- Óvulo fecundado. Si el óvulo es fecundado, la píldora crea condiciones inhóspitas, para que el óvulo no se implante en el endometrio.

Principio activo: Levonogestrel.

¿Cuándo puede tomarse?
Hasta tres días después del coito.

Eficacia: Si se toma en las primeras 24 horas, es del 95%. El porcentaje baja al 85% si se ingiere entre 25 y 48 horas después, y al 58% transcurridos dos días (entre 49 y 72 horas).

Contraindicaciones: No se debe to­mar con barbitúricos, antibióticos, an­tirretrovirales ni hierba de san Juan.

Consumo: 415.000 tratamientos en 2008.

Efectos secundarios:
Náuseas, dolor hipogástrico, fatiga, cefalea, urticaria, picor o hinchazón en la cara, sensibilidad en las mamas y retrasos en la menstruación.

Principio activo: Mifepristona.

¿Cuándo puede tomarse?
Hasta la novena semana de embarazo. Es una alternativa al aborto quirúrgico, y se administra en clínicas especializadas.

Eficacia: 95%. En el 5% restante hay que hacer después un aborto.

Contraindicaciones: antiinflamatorios.

Consumo: 8.000 al año.

Efectos secundarios: Náuseas, vómitos, malestar en los senos, hemorragia y espasmos uterinos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Post coital (píldora del día después)

RU 486 (abortiva)

También fueron polémicas

Levitra. Bayer ha retirado una campaña de promoción para médicos en la que publicitaba su Viagra con falsas cartas de hombres presumiendo de sus conquistas sexuales. El tono machista levantó tantas protestas que el laboratorio tuvo que pedir
disculpas.

Xenical. La píldora contra la obesidad dio bastantes quebraderos de cabeza porque a muchas personas les provocaba diarrea.
Propecia. Evita la caída de pelo, pero es un principio hormonal y al 2% de los pacientes les provoca aumento de pecho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias