Así es la vida en el DF hoy

Así lo viven nuestros compañeros de la edición azteca

¿Vuelve la normalidad?, redacción de QUO
Pareciera ser que lentamente México intenta volver paulatinamente a la normalidad tras el brote de gripe porcina. A partir de mañana se reanudarán las labores públicas y privadas.
Tanta confianza hay que hasta el presidente, Felipe Calderón, anunció en rueda de prensa que "la situación está estabilizándose y estamos en condiciones de reiniciar el camino hacia la normalidad del país". Una declaración que también sostuvo el secretario de Salud, José Angel Córdova, quien aseguró que los estudiantes universitarios podrán regresar a clases el 7 de mayo, mientras que los alumnos de escuelas as primarias y secundarias lo harán a partir del 11 de mayo.
Las últimas cifras hablan de cerca de 700 casos confirmados de gripe porcina, de unos 2.200 ingresados. Es decir, la tercera parte de pacientes sufría de esta nueva cepa.
El día del niño, por Wenceslao Bruciaga(QUO México)
1 al 3 de mayo de 2009

Al parecer, los McDonalds sólo funcionan a través de los AutoMac, el servicio en que el conductor de un vehículo se acerca a un altavoz, ordena, rodea el local y del otro lado, en una ventanilla, le dan las hamburguesas y las patatas fritas en una bolsa de estraza. Los juegos infantiles, esos túneles de colores, puentes de cuerdas y toboganes están absolutamente vacíos, al igual que los parques públicos y aquellos de diversiones con juegos mecánicos. En el Día del niño, bastante popular en México, los lugares en los que se solía celebrar están absolutamente vacíos. Por recomendaciones de la Secretaría de Salud, los niños deben permanecer en casa pues son una población vulnerable. El DF se va quedando sin habitantes, el puente del primero de mayo ha visto cómo la gente se iba a Cuernavaca donde el clima no es tan extremo y aún permanecen los restaurantes abiertos, aunque no así los bares, ni cines o centros nocturnos. Mientras aquí, en DF, todo permanece cerrado, no hay ninguna opción de esparcimiento abierta y son más los establecimientos no indispensables que cierran sus puertas. La cifra de infectados ha aumentado a 49 casos confirmados. Estados Unidos registra su primer fallecimiento. Es un aislamiento programado del primero al cinco de mayo.

Un deseo una semana después, por Constanza Bouquet, desde México
Jueves 30 de abril de 2009
El DF hace unos dias se transformo en una ciudad fantasma, sus miles de personas caminando por segundo, sus tacos al paso en los carritos de cada esquina, su compartir, comer con la mano, el doble abrazo, el beso, el metro multitudinario, con sus 5 pesos le vale 5 pesos le cuesta a toda voz y a toda hora... quedaron en pausa escondidos tras los tapabocas. El tapa boca, tan literal como metaforico. Nos tapa la boca y nos da seguridad. Nos pone en evidencia y nos genera mucho miedo.
Huyendole al posible estornudo que conduce al fin.... Aqui estamos los chilangos (y los que no, pero asi casi nos sentimos) desenadonos unos a otros solo con la mirada que este caos acabe pronto y que no sea mas que otro manejo de quienes quieren manejar la situacion.

El virus del rechazo, por Wenceslao Bruciaga(QUO México)
Miércoles 29 de abril del 2009
Como que el miedo se esta transformando en un aburrimiento gris o en una analogía a los ataques de epilepsia. Por momentos, parece que la Ciudad de México pasa por un repentino periodo de vacaciones, pero se escuchan las cifras en los noticiarios y la población vuelve a caer en pánico. Los restauranteros se han reunido de emergencia pues calculan que las pérdidas económicas ascienden a millones de pesos y de no abrir lo más pronto posible, muchos de estos negocios pueden caer en la banca rota. Son 10 minutos antes de la seis, hora en la que se espera una nueva conferencia de prensa por parte de la Secretaría de Salud para dar a conocer cuántos nuevos casos de influenza porcina se han registrado en el país. Hemos pasado a la fase 5 según la OMS. Pero los especialistas afirman que las medidas son las mismas y la alerta es a nivel mundial. Hace un calor extrañamente agradable, pero como las recomenaciones oficiales alertan sobre los cambios bruscos de temperatura, prender los aires acondicionados o los ventiladores puede ser un un lujo arriesgado. Pero hay un nuevo virus hasta ignorado: el del rechazo. Al parecer, las primeras víctimas reales de la segregación son los miembros del equipo de futbol mexicano Chivas que han ido a Viña del mar a jugar un partido de la copa libertadores. Los chilenos, al saber que son mexicanos, se tapan la boca, se alejan de inmediato y han hecho bromas sobre el virus “ahí vienen los mexicanos, nos van a infectar” dicen, según el director técnico de los Chivas, Franciso Ramírez. “Nos hicieron sentir como leprosos” declaró el jugador Gonzalo Pineda.

De paseo por una ciudad fantasma, por Wenceslao Bruciaga(QUO México)
Miércoles 29 de abril del 2009
Pareciera un día perfectamente tranquilo. El sol salpica la ciudad con un resplandeciente amarillo de 28º C y el tráfico se diluye conforme los días y las fases de alerta epidemiológica avanzan. La poca gente que camina en las calles está dividida: quiénes usan los tapabocas y quiénes creen que no sirve de mucho, los que están asustados y llevan consigo un frasquito de alcohol desinfectante en aerosol y los que creen que todo este despliegue sanitario es un artífice del gobierno para distraernos. Lo cierto es que hoy no existe ningún restaurante abierto y a pesar de que las tiendas de los centros comerciales están abiertas, los posibles clientes que caminan en los pasillos no deben ser más de 40, se detienen en los escaparates pero cuando las empleadas se les acercan para hablarles de ofertas de hasta un 60%, no se animan a entrar a las boutiques. En los salones de belleza no hay nada que hacer, la mayoría de los peluqueros están sobre esos sillones donde los clientes acostumbraban teñirse el cabello o arreglarse las uñas, y están leyendo las últimas noticias de la influenza en los periódicos. Una riña surge en la esquina sobre la Avenida Félix Cuevas, al sur de la Ciudad de México: cuatro policías quieren llevarse detenido al conductor de un microbús que no trae cubrebocas ni guantes. A partir de hoy, todos los conductores del transporte público están obligados a llevar cubrebocas y guantes de látex. La gente contempla a lo lejos, como este hombre se resiste ante los cuatro policías…

La epidemia había llegado a México, desde QUO México
Las cifras la noche del 23 de abril: 16 fallecidos más 45 de los que se supone pueden estar relacionados con el virus de influenza y la sospecha de que 943 personas hubieran contraído el virus.

Miércoles 29 de abril - Por Marisol Robles (Quo México)
La logística se ha complicado mucho, estamos en la oficina por turnos, sin aire acondicionado en un sitio donde no hay ventanas, y anoche en el supermercado ya se empezaba a sentir la tensión de la gente (entre la crisis, el temblor -que siempre a los mexicanos les remueve el miedo y los recuerdos del terremoto- y la epidemia...), anoche las familias salieron a surtir las alacenas porque se murmuraba que hoy amaneceríamos en fase 5; y eso implicaba supermercados cerrados y encarecimiento como consecuencia de la comida.
Hasta ahora no han hecho el anuncio de la fase 5 (pero suponemos que no tardará porque ya hay infectados en más de 2 países pertenecientes a la OMS), lo que sí es que ya se suspendieron clases a nivel nacional, y a partir de hoy se cerraron todos los locales de venta de comida. Así las cosas, estamos en el día en que se empieza a sentir el esfuerzo por mantener con humor la calma y no entrar en pánico cuando sientes irritada la garganta. En fin, que se nos curtirá el alma.

Martes 28 de abril- Sin restaurantes - Por Wenceslao Bruciaga
A pesar de que Joaquín López Dóriga dijo en su noticiero de las 10 de la noche que el desabasto de insumos de cualquier índole es un aspecto que no sucederá, y esta noticia fue corroborada en los noticiarios matutinos del día siguiente, el martes la gente amaneció con los estantes semi vacíos en los supermercados. La fruta que quedaba eran naranjas y toronjas con las cáscaras pintas y nada firmes y sandías descoloridas y en los pasillos de la leche, sólo había cartones de marcas en México poco conocidas. La fotografía en el supermercado es una imagen con pocas latas de atún, verduras y leche en polvo, los empleados de chaleco azul, que curiosamente combinan con su cubrebocas, corren de un extremo al otro de los pasillos, dicen que en 15 minutos volverán a llenar los estantes. Afuera, los pocos vendedores ambulantes que persisten en las aceras tienen exactamente la misma cantidad de productos que el día anterior, y una mujer anda rematando los periódicos Reforma y Excélsior a 5 pesos porque ha vendido muy pocos diarios, dice que la gente tiene miedo de tomar cosas que vengan de la mano de alguien que no conocen “les está dando mucho miedo hasta manejar el dinero”. La información parece ir más lenta en los medios, que de humano a humano (exactamente como el virus), se oye en la oficina semivacía que Wal-Mart ya cerró, que ni hay Vips. Alguien me escribe en el Messenger, (que se ha instaurado como una herramienta alternativa) que lo sacaron del restaurante porque cerró sus puertas. A penas son las 8 30 del martes, sexto día de emergencia epidemiológica y el primero en fase 4 de alerta de la OMS.

Lunes, 27 de abril - Por Wenceslao Bruciaga(Quo México)
Hoy la Ciudad de México amaneció con mucho menos tráfico que el de un lunes habitual. Pero la gente no maldijo al lunes. El cielo era más azul, definitivamente, sin embargo, la tranquilidad era más oscura. Los niños no asistían a clases pero los parques estaban cerrados. Tampoco los adolescentes y los universitarios tuvieron actividades pero los centros comerciales, museos, cines, teatros, cafés, restaurantes, bares, permanecerías cerrados. La poca gente que salió a trabajar, lo hizo con el rostro escondido detrás de cubrebocas blancos y azules. Hoy, los capitalinos compartían un solo sentimiento: el miedo. El temor a ser infectados por el virus de la influenza porcina, que se contagia al mínimo respiro, dicen que no mata, pero los muertos aumentan en múltiplos de 5. Hoy hubo huelga de besos y la cordialidad de saludarse de mano es un viejo recuerdo de hace sólo seis días, cuando la propagación del virus era un secretillo de las autoridades del país. Hoy, la música sólo puede escucharse a través de los iPods por que las estaciones de radio se han concentrado en transmitir la cuenta regresiva en la que la alarma epidemiológica pasará de la fase 3 a la 4. Cada vez son más los estados y los países que registran nuevos casos de influenza porcina. Tanto que odiábamos los lunes, y hoy todos queremos que sea justo como esos odiosos inicios de semana, en los que la vida no corría peligro por el simple hecho de respirar…

DESDE TWITTER/ "En este instante acaban de cerrar los Starbucks, y están anunciando más decesos en otros estados. La vacuna sigue sin estar lista y sólo se están recetando antivirales." / "Hay toda una discusión acerca de cuánto tiempo sirve el tapabocas (de tres a cinco horas) y si el gel antibacterial sirve para matar virus".

Lunes 27 de abril del 2009
Hoy es es difícil saber si es lunes o sábado o día festivo o puente. Hay al menos cinco helicópteros sobrevolando la Ciudad de México pero no hay tráfico ni alternativas viales que reportar. Sólo muy pocos establecimietos y los bancos han abiertos sus puertas. La embajada de los Estados Unidos suspenden todas la citas para visas hasta nuevo aviso. Militares dembulan por las calles repartiendo cubrebocas. En el metrobús no viajan más de 50 pasajeros.
Las noticias identifican al paciente 0 que pudo haber iniciado la epidemia de influenza porcina. Una mujer de Oaxaca 39 de años que murió de neumonía atípica. Se cree que en ella pudo haber mutado el virus que ahora es está expandiendo por todo el mundo. Ahora aquellos que no usan cubrebocas son la minoría.
Sin embargo, la gente ya no está alerta a la cantidad de infectados y muertos que aumentan. Sino por el aumento de estado de alerta epidemiológica de la OM: pasar de la fase 3 a la 4.
Starbucks anuncia que cerrará sus todas sus sucursales ante la emergencia de influenza. Y así llegamos hasta el miércoles 29 de abril.

Domingo 26 de abril del 2009
Se auncian los cierres de todas las cadenas de cines privados
y las clases se suspenden a nivel nacional. Países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Nueva Zelanda, Colombia e Isarel anuncian casos de gripe porcina, ninguno de gravedad.
La OMS se mantiene alerta y anuncia que estamos ante la posibilidad de una pandemia. Anne Schuchat, subdirectora en funciones para programas de salud pública de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos cataloga la epidemia como una situacióm imparable.

Sábado 25 de abril del 2009, mediodía
La capital despierta con un miedo nunca antes experimentado, sin esperanzas. Un día anterior, Marcelo Ebrard, jefe del Gobierno de la Ciudad de México había anunciado la cancelación de la campaña de vacunación pues la reservas con las que se contaba no servirían de nada para la influenza o gripe porcina (como ya se le conoce en la ciudad) pues se trata de una cepa desconocida de la que se sabe muy poco (la Organización Mundial de la Salud establece que su componente es A/H1N1 compuesta de un gen aviario, dos porcinos y uno humano) para lo cuál no existe vacuna alguna. Según el Dr. Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de prevención y promoción de la salud de México, las vacunas contra la influenza son “como los vinos” tienen producción limitada y se hacen de acuerdo a la cepa estacional de cada año.

Armando Ahued anuncia que tan sólo en la Ciudad de México aumentaron de 79 a 97 los casos de pacientes con enfermedades respiratorias graves que pudieran estar relacionadas con la gripe porcina.
La programación de los sábados, la lista de los videos más pedidos, las caricaturas y los concursos son interrumpidos por cortes informativos: el número de infectados ha subido a 1600 y los fallecimientos suman 103, aunque las autoridades sanitarias siguen sosteniendo que aquellos fallecimientos por influenza porcina son los mismos 20.
Entre los comerciales de automóviles, promociones de planes en celular y los juguetes de moda por el día del niño que se aproxima, tanto en televisión como en radio, salen spots de la Secretaría de Salud en la que promueven medidas de prevención contra el brote de influenza porcina, considerado ya una epidemia: promueven el uso de cubrebocas, taparse al toser o estornudar, no saludar de beso o dar la mano, limpiar barandales, chapas, tubos y todo aquello con lo que el ser humano pueda tener contacto táctil, evitar en la medida de lo posible, multitudes, aglomeraciones y reuniones en espacios cerrados.
Los restaurantes y bares empiezan a cerrar sus puertas. Y en los pocos que quedan abiertos, la comensales son pocos.
En las calles cada vez son más las personas con tapabocas blancos y azules y en las farmacias escasean, los pocos que pueden encontrarse llegan a costar hasta 50 pesos cuándo antes de la alerta epidemiológica su costo era de dos pesos. Una señora con algo de sobrepeso y el pelo de rojo betabel, blanca y de bermudas caqui, cuando le dijeron que no había cubrebocas en la farmacia de una tienda departamental, se desesperó y empezó a llorar por debajo de sus gafas oscuras. Intentaron calmarla pero su crisis nerviosa aumentó tanto, que tuvieron que llevarla a los servicios médicos del centro comercial.
En la noche, las cadenas de televisión abiertas nacionales transmiten programas especiales de la influenza en México.

Viernes 24 de abril 15:00 hrs, desde QUO México
En conferencia de prensa, el Secretario de Salud vuelve a intrrerrumpir la programación de televisión y radio, los mexicanos se enteran de que el número de fallecimientos ha aumentado a 60 de los cuales, 20 fueron a causa de un virus hasta ahora desconocido, pero del que ya se tienen algunos avances: se trata de un subtipo de virus que hasta ahora se cree es una mutación del proviene de una gripe del cerdo. El nombre de la gripe porcina empieza a popularizarse entre comunicadores y ciudadanos. Las autoridades insisten en que la gente evite saludarse de beso y de mano, que limpien constantemente chapas de las puertas, barandales, teléfonos y que no se compartan utensilios de cocina. Hay que lavarse las manos constantemente.
El problema: el virus de la influenza, al ser de carcater respiratorio, es altamente contagioso. “Los virus de influenza tipo A (a la cual pertenece esta variate de gripe procina) infectan una amplia variedad de aves y mamíferos y han sido responsables de tres pandemias ocurridas el siglo pasado. Un problema complejo es el hecho de que dentro de los virus tipo A existen muchas variantes que obligan a clasificarlos en "subtipos" “. explica Carlos F. Arias del Instituto de l Instituto de Biotecnolología de la UNAM, y agrega que “La causa por la cual el virus de la influenza es tan peligroso para los seres humanos deriva de la forma en que están estructurados sus genes, en el caso del virus de la influenza, el genoma esta estructurado de forma tal, que cuando dos virus diferentes (es decir dos subtipos) infectan a un mismo animal, es muy fácil que intercambien sus genes, por lo que si un cerdo se infecta al mismo tiempo con un virus de influenza aviar proveniente de un pato y con un virus porcino, se convierte en un recipiente en el que se mezclan los genes y del cual podrán surgir nuevos virus con un subtipo diferente. Si los nuevos virus fueran capaces de transmitirse eficientemente de persona a persona, tendrían un alto potencial de causar una epidemia, y potencialmente una pandemia, ya que la población mundial no tendría inmunidad contra estos subtipos de virus”.
Más tarde, el Secretario de Salud del Gobierno del Distrito Federal, Armando Ahued, anuncia que la en la Ciudad de México se tienen registrados 79 casos de esta nueva influenza porcina en 23 hospitales de la capital, de los cuales, 13 han fallecido. El Gobierno de la Ciudad de México anuncia un plan de vacunación contra la influenza para todos los habitantes de la capital.
Se insiste en que la gente no acuda a eventos multitudinarios pues pueden ser un gran foco de infección. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos emite un anuncio: la gripe porcina se contagia de persona a persona similar a la influenza estacional, es decir, por toser o estornudar sin cubrirse la boca (según René Drucker, coordinador de investigación y divulgación científica de la UNAM, un estornudo puede alcanzar hasta los 160 km por hora, se pueden esparcir por cada uno 8000 micro gotas en las que se encuentran gérmenes y bacterias y tiene un alcanza de contaminar un radio de aproximadamente 6 metros cuadrados), o por tocar alguna superficie en la que otra persona infectada haya dejado el virus, ya que este mismo centro apunta a que este virus puede sobrevivir hasta 72 horas sobre la superficie, de ahí la importancia de limpiar constantemente.
El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes anuncia la cancelación de sus eventos, entre ellos un concierto de los Ramus en el Auditorio Nacional. Se ordenan el cierre de museos, teatros y parques, incluyendo el del Bosque de Chapultepec. La UNAM hace lo mismo con sus actividades culturales y la Federación Mexicana de Futbol analiza la posibilidad de cancelar partidos o en todo caso, jugarlos a puerta cerrada. Recomiendan no asistir a bares ni restaurantes. Las cadenas de cine privadas permanecen abiertas pero reportan pocas ventas.
El concierto de los Presets si se lleva a cabo en un club al sur de la Ciudad de México. Todos bailan música electrónica con los cubrebocas puestos.

El día que México se puso un tapabocas o ¿Cómo comenzó todo? por Wenceslao Bruciaga(Quo México)
Jueves 23 de abril del 2009 23:00 hrs.
La televisión nacional tuvo un colapso en su programación habitual. Los noticieros, programas de variedades, series, se vieron interrumpidos por un mensaje del Gobierno de la República minutos antes de las 23 horas. El Secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, apareció en las pantallas de los monitores para enviar un mensaje a la nación: México estaba ante la presencia de un nuevo virus de influenza estacional, por lo que se anunciaron algunas medidas preventivas para evitar que la pandemia se extendiera, se suspendían las clases al día siguiente desde preescolar hasta universidades tanto públicas como privadas, recomendaban no asistir a lugares concurridos si no era absolutamente necesario ni acercarse a personas con infecciones respiratorias, no compartir utensilios de cocina prácticamente con nadie, y al mínimo síntoma de un resfriado, había que acudir con el médico. Quedaba rotundamente prohibida la automedicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud