Hamburguesa de canguro

Carne y pescado ceden el paso a nuevos alimentos que cumplen los tres mandamientos del siglo XXI: SALUDABLES, BARATOS y ECOLÓGICOS

Se postula como la carne del porvenir, por ser la opción más respetuosa con el medio ambiente. No en vano, es la que produce menos gases invernadero (véase el reportaje de la página 72). Los canguros, que no son rumiantes, apenas generan metano, dado que en su sistema digestivo dominan otros microbios no metanógenos. Ello convierte a la marsupial en la opción cárnica más sencilla, inmediata y bien vista. Toda vez que otras alternativas que se barajan, como vacunar/medicar a los rumiantes para modificar su flora microbiana, o modificar su alimentación, serían más difíciles de “digerir” para la sociedad.

Pero además de la protección medioambiental, una dieta basada en la carne de canguro tampoco tiene desperdicio, al tratarse de la carne roja más magra y con mayor contenido proteico, además de ser rica en hierro y zinc, y la mejor fuente conocida del saludable –y ya presentado– ácido linoleico conjugado. Respecto a su sabor, se considera una de las más exquisitas entre las distintas carnes de caza. Es roja, muy parecida al solomillo de buey o al de ternera, pero más tierna y sabrosa, además de tener un ligero gusto a caza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud