¿Tú también tienes el “pene de verano”? La realidad tras este fenómeno estival

Las temperaturas más elevadas pueden hacerte creer que tienes el falo más grande estos meses, pero es igual que en invierno.

image
Giorgia Misani / EyeEmGetty Images

Si eres hombre y crees que el verano te ha traído como regalo unos centímetros de más en el pene, lo sentimos, pero es solo cosa del calor. Quizá no te hayas fijado nunca, pero durante estos meses de altas temperaturas, el falo puede llegar a parecer en estado flácido un poco más grande de lo que habitualmente estamos acostumbrados e incluso las erecciones pueden resultar más intensas. Aunque solo podemos deciros que tiene que ver con cómo reacciona el cuerpo de los hombres ante unos grados de más en el ambiente. Os presentamos el fenómeno “pene de verano”.

La revista digital masculina MEL se hacía eco de este fenómeno en un artículo escrito por la periodista Tracy Moore y se ha vuelto viral en Internet. Más que nada, porque a más de uno se nos ha puesto la cara del revés al escuchar el término… ¡por primera vez en la historia! Otros habían notado algo, pero no sabían el porqué. La obsesión por el tamaño del pene es algo inherente al hombre y, ya sea para bien o para mal, siempre está en boca de todos ellos. Así que el hecho que, de repente, en pleno verano uno vea su miembro viril más grande de lo que está acostumbrado es toda una revelación… y muchos quieren saber cómo mantenerlo en el tiempo. ¿El mejor sitio para resolver dudas? Lanzar la cuestión en Reddit. Es lo que hizo el joven Guillermo un verano de 2016 y que nos hace ver que el tema colea, nunca mejor dicho, desde hace tiempo…

En esta publicación, el joven preguntaba si los penes son más grandes en verano y más pequeños en invierno. Él reconocía una diferencia notable entre una estación y otra y que sus erecciones eran mejores. Además, notaba que en estos calurosos meses su pene era más “de carne” (apenas cambia de tamaño cuando se pone erecto, de ahí el tamaño), que “de sangre” (cuando el pene puede llegar a triplicar su tamaño original), cuando en invierno le ocurría lo contrario. Así que la pregunta era evidente, ¿el calor tiene algo que ver? Parece ser que sí.

Según el urólogo Jamin Brahmbhatt, lo primero que hay que aclarar es que “sea verano o invierno, el tamaño de tu pene es el mismo en cualquiera de las dos estaciones. Si hace frío fuera, tu cuerpo intenta retener el calor interno, de ahí que todo parezca más contraído. Los vasos sanguíneos de la piel se contraen para mantener el calor, pero esto no debería afectar necesariamente al tamaño del pene, pero sí puede afectar a cómo lo percibes tú. Por ejemplo, si hace calor en el exterior, tu cuerpo trata de evaporarlo a través del sudor y aprovecharás a beber más agua. La combinación de estos factores puede hacer que notes que tu cuerpo o tu piel está hinchada. Y esto puede darte la percepción de que las cosas son más grandes”.

¿Otra explicación? La vasodilatación

Otro urólogo, el doctor Dudley Danoff, apunta a que existe otra razón plausible a esta sensación de que tenemos un “pene de verano” y tiene que ver con la vasodilatación. Eso sí, para los penes en erección: “Cuanto más cálido es el ambiente que te rodea, más se dilatan los vasos sanguíneos y el calor permite un mayor flujo de la sangre hacia el tejido eréctil, lo que hace que los cuerpos cavernosos del pene se expandan y pueda parecer que nuestras erecciones son mucho más grandes. Pero no creo que esto pueda ocurrir en estado flácido. No encuentro una explicación para ello”.

¿Y podemos cuantificar ese crecimiento de alguna manera? Dannof solo cree que la diferencia puede ser de un 10%, siempre y cuando los tejidos eréctiles se rellenen de sangre hasta el máximo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas