Tu dentista puede oler tu miedo… (y eso le hace trabajar peor)

Un estudio asegura que los dentistas pueden detectar si estamos estresados a través de nuestro olor corporal.

¿Sientes pánico a la hora de entrar a la consulta del dentista? A partir de ahora, respirar hondo y disimularlo será tu mejor baza.

Según un reciente estudio, publicado en Chemical Senses, los dentistas pueden percibir si un paciente está estresado, lo que les hace más propensos a cometer errores y, por tanto, a desempeñar un trabajo más deficiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y todo ello se debe a las señales químicas encontradas en nuestro olor corporal. Aunque los científicos no están totalmente seguros de hasta qué punto estas señales influyen en los humanos, sí se sabe que nuestras emociones pueden ser transmitidas a través de nuestro olor.

En la investigación, los expertos pidieron a 24 estudiantes voluntarios de Odontología que donaran dos camisetas: una que usaron durante un examen (muy estresante), y otra durante una conferencia tranquila. Las camisetas fueron rociadas con un producto químico que hacía imposible descifrar la diferencia de olor entre las dos. Todas se colocaron en maniquíes para que un segundo grupo de 24 estudiantes de Odontología realizara trabajos dentales en ellos. En casi todos los casos, los estudiantes se desenvolvieron significativamente peor cuando trataban los maniquíes que llevaban las “camisetas estresadas” y eran más propensos a cometer errores que dañaban sus dientes.

Aunque los investigadores no están seguros de si los dentistas profesionales tendrían la misma respuesta, dicen que esto proporciona evidencia de que el olor de la ansiedad puede desencadenar la misma sensación en aquellos que la huelen subconscientemente. Es posible que estos efectos también se puedan observar en otros entornos, por ejemplo cuando un médico está realizando un examen en un paciente nervioso o cuando un estudiante se somete a un examen junto a un compañero que presenta mucha ansiedad.

La comunicación quimiosensorial puede transmitir una serie de estados mentales, como emociones o enfermedades, así como rasgos como la individualidad y el género. Según los expertos, nuestro olor incluso nos ayuda a encontrar una pareja genéticamente apropiada y a formar lazos emocionales con nuestros hijos. Poco se sabe sobre cómo los olores nos ayudan a interpretar la felicidad, pero los estudios muestran que podemos usar el olor de otros para interpretar emociones como la tristeza, la agresión y el asco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La ansiedad dental es algo real. Hasta un 20% de las personas sufren estrés cuando visitan al dentista y prefieren saltarse su cita y arriesgarse a una salud dental deficiente. Los investigadores esperan que el estudio ayude a informar a los dentistas y médicos sobre posibles sesgos al trabajar con sus pacientes.

Fuente: IFL Science

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades