Negociar con corazón

Ser frío no siempre es bueno

image
Recurrir al corazón no solo es más sencillo; también resulta más lucrativo.

Una investigación de la Universidad de Columbia ha tirado por tierra el mito de que el mejor negociador es el tipo más frío.

Michel Tuam sometió a dos grupos a un juego que simula negociaciones reales y comprobó que los que echaban mano del corazón “terminaban con tanto o más dinero que sus colegas calculadores”, y su actitud “facilitaba el acuerdo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud