No metas la lengua

Por ejemplo

Valorar Hoy todo se valora, positiva o negativamente, lo cual resulta bastante absurdo, porque este verbo siempre tiene una connotación positiva. Otro error bastante común es utilizarlo como sinónimo de evaluar, y decir, por ejemplo: “Se valoraron los daños”.
Provocar Aunque es habitual escuchar o leer frases como: “La bala le provocó una herida en la pierna”, se trata de un error “provocado” por el uso de este verbo como si fuera un sinónimo de causar. Realmente, provocar implica una reacción por parte de la persona o cosa que sufre alguna acción: “Aquel castigo provocó su ira”.
Estimaciones Es frecuente que cuando estamos en un aeropuerto escuchemos algún aviso que diga: “Se estima que el vuelo tenga un retraso de dos o tres horas”. Se trata de un uso desaconsejable del verbo estimar, cuyo acepción más frecuente y recomendable es la de apreciar, dar valor a algo.
Es un ejecutivo agresivo “Propenso a faltar al respeto, a ofender o a provocar a los demás’” es lo que realmente significa agresivo. Aunque generalmente le damos el significado de “ambicioso y triunfador”.
Incautar Es un verbo pronominal, por lo que siempre tiene que ir acompañado de un pronombre reflexivo (me, te, se…). Por eso, es incorrecto decir: “La Policía incauta dos kilos de drogas”. Lo acertado sería decir: “La Policía se incauta de dos kilos de drogas”.
Entrenar Si leemos: “La selección entrenó en el Sánchez Pizjuán”, nos preguntaremos: ¿a quién? Pues a nadie, porque lo correcto sería: “La selección se entrenó”. Este es un verbo transitivo, que no puede escribirse sin complemento directo; por eso, los futbolistas se entrenan, no entrenan.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud