¿Sabíais que hay aromas de los cigarrillos electrónicos más dañinos que otros?

Según un estudio realizado por la Centro Médico de la Universidad de Rochester, la vainilla, la canela y la mantequilla son los más tóxicos y dañinos para la salud de quien los inhala

Hoy no vamos a entrar en el debate de si fumar cigarrillos electrónicos es perjudicial para la salud o no, porque ni los propios científicos acaban poniéndose de acuerdo sobre sus efectos. Eso sí, lo que parece común a varias investigaciones anteriores sobre este tema es que los compuestos químicos usados para proporcionar al fumador una sensación de inhalar humo podrían ser perjudiciales para los pulmones de quien, irónicamente, quiere dejar de fumar por cuidar su salud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un último estudio del Centro Médico de la Universidad de Rochester (Nueva York) así lo sugiere. De hecho, apunta que los químicos usados para aportar aroma al humo que se inhala pueden ser muy dañinos para nuestro cuerpo. Incluso existiría una serie de sabores que liderarían el ranking de los más perjudiciales y que, de seguir “vapeando”, sería bueno dejar de usar. Para que os hagáis una idea, en la última década se han creado alrededor de 8.000 tipos de aromas y este nuevo estudio que os presentamos ha descubierto que aromas tan comunes como la vainilla, la canela o la mantequilla no son aptos para nuestras células.

Los investigadores llegaron a esta conclusión al comparar los efectos en la salud de “vapear” este tipo de líquidos sin nicotina con fumar cigarrillos normales. Al parecer, estos sabores artificiales afectaban directamente a las células inmunes, específicamente a un tipo de glóbulo blanco llamado monocito, el cual nos protege de los virus o infecciones con algún tipo de bacteria. El estudio apunta que, a pesar de que estos aromas son aptos para el consumo, pueden ser perjudiciales si se inhalan.

Esta parte del proyecto está en una primera fase y es necesario seguir investigando cuáles son los efectos definitivos sobre los sujetos. Para ello, deben centrarse en un estudio a largo plazo sobre personas que fumen con cigarrillos electrónicos. Por el momento, desde la Universidad de Rochester sugieren que se regule mejor la venta de estos líquidos, indicando todos los ingredientes con los que están compuestos. Más aún cuando una parte importante del público que los consume son jóvenes que se ven atraídos por sabores nuevos como caramelo, gominolas, tarta o “mix misterioso”.

Puedes acceder a este estudio en “Frontiers in Physiology”.

Fuente: Digital Trends

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades