La transfusión de sangre de mujeres que han sido madres podría ser peligrosa para el hombre

Una investigación observacional revela que se produjo un 13% de aumento en el riesgo de muerte entre los varones que recibieron sangre de mujeres que habían estado embarazadas. De todas formas, los resultados hay que tomarlos con cautela

Un estudio realizado por investigadores holandeses, y cuyos resultados se han publicado en la revista especializada JAMA, reveló un dato que promete levantar una gran polémica. Y es que, según este informe, la transfusión de sangre de mujeres que han sido madres puede aumentar hasta un 13% el riesgo de muerte en los varones.

Los investigadores realizaron su estudio con 31.000 voluntarios a lo largo de varios años. Y durante el período que duró la investigación fallecieron alrededor de 4000 pacientes masculinos. Los autores del estudio comprobaron que la mortandad era significativamente mayor en aquellos que habían recibido sangre de mujeres que eran madres. En cambio no había ningún aumento especial ni en los hombres que habían recibido transfusiones de mujeres que no habían dado a luz nunca, ni tampoco en el grupo de las mujeres (con independencia de que la sangre que hubieran recibido ellas procediera de mujeres que habían sido madres o no).

Pero, ¿cual es la causa de esa anomalía? Los autores del estudio no lo saben con certeza, pero manejan una hipótesis. Explican que, en ocasiones, las personas que reciben una transfusión puede sufrir un síndrome conocido como TRALI, consistente en una lesión pulmonar aguda. Los investigadores creen que los cambios que el embarazo provoca en el sistema autoinmune de la mujer podrían reflejarse en su sangre y aumentar el riesgo de sufrir TRALI en el hombre que recibe la transfusión.

De todas formas, hay que tener en cuenta que se trata solo de un estudio observacional, lo que hace necesario realizar más experimentos para confirmar la validez de estos resultados, y descartar así que ese aumento en el riesgo de mortalidad no obedezca a otras causas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades