Analgésicos en el menú

Ahora firmaría por que junto a los kilos se esfumara también este dolor de espalda

image
Algo tan simple para la mayoría de la gente como subir y bajar de un taxi para mí se convierte en un ejercicio de estrategia

Entremeses, pimientos rellenos, lechón y turrón. El menú de Nochebuena podría haber sido el de cualquier otro año, pero este, en vez de regar los platos con cava, los he acompañado con analgésicos.

Estoy operado de hernia discal y desde hace unos días consigo, a duras penas, andar y trabajar. Mi espalda soporta cincuenta kilos de más y se queja del sobrepeso una y otra vez. Da igual en la postura que me ponga. A veces, ni los analgésicos consiguen silenciar su protesta; espero que lo consiga el bisturí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

He leído que las personas que se someten a un bypass gástrico, la operación que van a hacerme a mi, tienen un 50% menos de posibilidades de morir por problemas de corazón y un 60% menos de riesgo de fallecer de cáncer. Está muy bien, pero, si pudiera elegir un beneficio entre los muchos que me aseguran que me proporcionará la operación, ahora firmaría por que junto a los kilos se esfumara también este dolor de espalda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud