Los antidepresivos pueden hacer más daño que bien a los jóvenes

Algunos de estos fármacos aumentan el riesgo de tener pensamientos suicidas

En ocasiones, el remedio puede ser peor que la enfermedad. Una frase que todos hemos leído o escuchado en muchas ocasiones y que parece ser cierta en el caos que nos ocupa. Porque, un nuevo estudio realizado por el National Basic Research Program de China , en colaboración con la Universidad de Oxford, y publicado en The Lancet, revela que el uso de antidepresivos para tratar a pacientes infantiles y adolescentes, puede resultar más perjudicial que beneficioso.

Los investigadores analizaron los efectos de varios de estos fármacos en más de cinco mil pacientes, todos ellos con edades comprendidas entre los nueve y los dieciocho años. Y lo que descubrieron es que solo uno de ellos, La fluozetina (también conocida como Prozac) era más eficaz que los placebos administrados a los pacientes, y no presentaba efectos secundarios graves. Por el contrario, en el caso de la nortriptilina, en las pruebas realizadas su eficacia no superó a la de los placebos.

Otros dos de los depresivos analizados, la imipramina y la duloxetina presentaban problemas relacionados con la falta de tolerancia de los organismo de la mayoría de los pacientes hacia estos fármacos. Aunque, el peor resultado fue el que se obtuvo con la venlafaxina, cuyo consumo parecía estar vinculado al aumento de los pensamientos suicidas en los jóvenes pacientes que la tomaban.

Hay que señalar que este estudio resulta más alarmante para el público anglosajón, ya que en estados Unidos y gran bretaña ha aumentado el porcentaje de niños y adolescentes tratados con dichos fármacos. En España, el riesgo es menoi ya que el Ministerio de sanidad prescribe como norma general, que antidepresivos como la nortriptilina y la velafaxina, no deben recetarse a pacientes menores de dieciocho años, salvo en caso muy específicos en los que el médico lo considere necesario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades