Cuidado con la gonorrea, hay una cepa intratable

Médicos británicos advierten de una nueva cepa resistente a los antibióticos en el norte de Inglaterra. En QUO hemos hablado con un experto para conocer más de cerca los riesgos y cómo protegerse de esta ETS.

Todos nos sabemos muy bien la teoría: nada de sexo sin preservativo. Pero, según muestran las estadísticas, este es un consejo que muchas veces cae en saco roto y cuyas consecuencias pueden ser una de las temidas enfermedades de transmisión sexual. En el año 2009, hubo 340 casos de sífilis en la Comunidad de Madrid. Un número que se duplicó en 2010 y que llegó hasta 3.120 en toda España en 2013.

Esta semana, médicos del servicio de salud británico han alertado de la aparición de una nueva cepa de gonorrea que es "intratable", ya que es resistente a los antibióticos que existen en el mercado para tratar este tipo de infecciones. El brote de "súper gonorrea" comenzó en Leeds y se ha ido extendiendo por todo el Norte de Inglaterra.

Habitualmente, la gonorrea se suele tratar con dos tipos de medicamentos: ceftriaxona y azitromicina. El problema es que la nueva cepa es resistente a estos antbióticos, de ahí que sea un motivo de alarma, ya que a día de hoy es intratable.

En QUO hemos querido hablar con el Dr. Fernando Vázquez Valdés, miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), para que nos explique más en profundidad los riesgos de esta y otras enfermedades de transmisión sexual.

Pregunta:¿Por qué esta cepa de gonorrea es 'intratable'?

Respuesta: El gonococo ahora es una superbacteria con resistencia a múltiples antibióticos y en concreto a penicilinas, fluoroquinolonas, azitromicina, tetraciclinas y actualmente se ha hecho resistente a las cefalosporinas que se utilizan para su tratamiento. Además, otros como la espectinomicina no existen en el mercado. Es un problema cada vez más creciente.

P.: ¿Hay otra forma de tratarla que no sea mediante azitromicina?

R.: Se propone que se dé tratamiento combinado, como por ejemplo se hace para la tuberculosis, de esta forma se da ceftriaxona y azitromicina pero estas cepas son ahora resistentes por lo que se empieza a pensar en dar otras combinaciones. Por ejemplo, una combinación de ceftriaxona asociada a un aminoglucósido como la gentamicina. El problema es que son por vía intramuscular y es más complicado su tratamiento.

P.: ¿Cuál sería la mejor prevención para evitar que los contagios siguiesen aumentando?

R.: El más barato es el preservativo, ha dejado de usarse a pesar de que la gente es consciente que previene esta transmisión.

P.: ¿Han aumentado las enfermedades de transmisión sexual estos últimos años? ¿a qué cree que se debe?

R.: Han aumentado, por ejemplo, la sífilis o la propia gonococia en Europa y España y se debe a que los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres no toman precauciones de prevención. Además, en adolescentes las relaciones sexuales son cada vez más precoces y no tienen suficiente información del tema, así en ellos también se dan ITS como las clamidias.
P.: ¿Es cierto que también está creciendo el número de casos de enfermedades que hace mucho tiempo que no se daban? (como el linfogranuloma venéreo)

R.: Sí, el linfogranuloma ha vuelto a parecer en Europa y en ciudades grandes como Barcelona o Madrid también sobre todo en los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Pero, como he dicho anteriormente, la sífilis o la gonococia han aumentado.

P.: ¿Estamos al día en prevención de enfermedades de transmisión sexual o es necesario concienciar aún más a la sociedad?

R.: Hay información pero no llega a concienciarse personas con conductas de riesgo como los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres o los adolescentes. El Ministerio de Sanidad hace campañas de prevención y ha lanzado un plan estratégico para estas enfermedades.

P.: ¿Qué consejos daría para evitar esta clase de contagios?

R.:

  1. A las personas con varias parejas sexuales lanzar el aviso del riesgo que corren.
  2. Información a los adolescentes de estas enfermedades.
  3. Promover el uso del preservativo.
  4. Reforzar las Unidades de ITS como sitios a acudir periódicamente en caso de varias parejas o de aparición de síntomas clínicos.
  5. Disponer de métodos diagnósticos adecuados para cortar la cadena epidemiológica.
  6. Concienciar a la población de la importancia y aumento de las mismas.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salud