Un hombre con paraplejia vuelve a caminar usando su mente

La técnica se conoce como bypass neuronal

Gracias a un casco y un dispositivo Bluetooth conectado a un sensor en sus rodillas, un hombre de 26 años que había quedado parapléjico hace cinco años tras un accidente de moto que le había dañado la médula espinal, ha conseguido volver a caminar.

La técnica, conocida como "bypass neuronal", ha permitido que, por primera vez en la historia, una persona con parálisis completa en ambas piernas fuese capaz de andar sin depender de extremidades robóticas controladas manualmente. El paciente consiguió caminar a través de un pasillo de 3,6 metros usando sólo un arnés a modo de seguridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según la Dra. An do (curioso nombre en este contexto), uno de los participantes del proyecto, el procedimiento evita que las señales pasen por la médula espinal dañada. Según explica, "incluso años después de una parálisis cerebral, aún se pueden generar ondas cerebrales fuertes que pueden ser utilizadas para conseguir realizar un paseo sencillo. Este sistema no invasivo permite la estimulación muscular de la pierna. Es un método prometedor y un adelanto sin precedentes que no nos obliga a recurrir a la realidad virtual o a un exoesqueleto robótico".

Aunque aún tendrá que pasar mucho tiempo de rehabilitación para conseguir obtener la movilidad que tenía antes del accidente, el hecho de haber podido volver a caminar es un logro de gran importancia. Tengamos en cuenta que los nervios de nuestra médula espinal no pueden regenerarse y, si son dañados, habitualmente provocan una parálisis irreversible. Según el Dr. Zoran Nenadic, coautor de la investigación, "esperamos que un implante consiga un mayor nivel de control de la prótesis, ya que las ondas cerebrales se registran con mejor calidad".

Para conseguir que el joven diese sus primeros pasos, primero le entrenaron para controlar su cerebro a través de la realidad virtual. Después consiguió mover sus piernas en el aire, a sólo cinco centímetros del suelo, hasta poder dar sus primeros pasos gracias a su casco con Bluetooth que transmite señales de electroencefalograma (EGG).

Fuentes:

Journal of Neuroengineeering and Rehabilitation | eurekalert.org |

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias