Una científica afirma que no sabemos hacer caca

Si quieres sentirte bien, cuida tu intestino

image
Foto: Creative Commons (Flickr | Armando Sotoca)

Giulia Enders, una joven médica alemana ha publicado recientemente La digestión es la cuestión, una obra que ya ha vendido más de un millón de ejemplares en su país. En él, se atreve a abordar un tema que a la mayoría de científicos y divulgadores les sonrojaría o avergonzaría, pero que ella trata con mucha gracia y profesionalidad: cómo hacer bien caca para no fastidiar tus intestinos. El libro ha tenido tan buena acogida, que le ha hecho obtener un hueco en revistas y diarios de gran prestigio como Der Spiegel, The Times, The Guardian y QUO.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La simpática doctora derrocha sentido del humor. En 2012 se hizo con el primer premio del Festival Science Slam gracias a la presentación de su tesis sobre cómo se comportan nuestros intestinos en el retrete. Una cuestión bastante poética si tenemos en cuenta que el WC lo inventó un poeta. Dicha presentación acabó teniendo un éxito, inesperado para muchos, en Youtube. A pesar de que está en alemán, gracias a sus divertidos y más que obvios dibujos puede entenderse la mayor parte del mismo a la perfección:

La joven afirma que llevamos haciendo caca mal toda nuestra vida. Según indica, lo mejor es ponerse en cuclillas para evacuar, pues es la posición más saludable para nuestros intestinos ya que evita lo que muchos es una compleja y dolorosa situación. Por no hablar de los problemas de humor que causa para algunos el estreñimiento.

Enders explica que la diverticulitis y las hemorroides podrían evitarse con facilidad si cambiamos nuestra posición al evacuar y nos ponemos en cuclillas. Esta posición ayuda a que los intestinos no estén apretados y 'asfixiados' y facilita el tránsito de las heces al exterior. Quizá por seguir esta buena costumbre, los asiáticos siempre tienen cara de felicidad y sufren menos enfermedades intestinales. Su consejo es poner un taburete del tipo de Squatty Potty, de esa forma podemos apoyar los pies e inclinar el cuerpo echándole un cable a nuestro intestino.

Fuentes:

iflscience.com | theguardian.com | thetimes.co.uk |

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias