Adiós a la amniocentesis. Viva el test de ADN

Una sencilla muestra de sangre de la mujer embarazada es suficiente para detectar posibles malformaciones en el feto

Confirma que tu bebé va a nacer bien, sin enfermedades, rollizo y sonriente. Pero ¿cómo hacerlo? Hasta ahora, el método más frecuente era la amniocentesis. Su inconveniente radica en que de cada 400 veces que se realiza, una desemboca en aborto. Los facultativos sólo recurran a ella en caso de sospecha inminente de alguna malformación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Recientemente ha surgido otro método más fiable y sin las contraindicaciones de la amniocentesis. Se trata de un test de DNA que sólo requiere de una muestra de sangre de la madre para evaluar posibles riesgos. Denominado NIPT, ya se está empleando en California y asegura un 99% de fiabilidad, uno de los porcentajes más altos de cuantos métodos existen en el mercado. Tiene también la ventaja de que se puede realizar antes que la amniocentesis, lo que da mayor tiempo a la mayor para tomar las decisiones que considere.

Las células de la placenta que se encuentran en la sangre son analizadas para discernir entre el DNA de la madre y el del feto. El del bebé, es clasificado según su cromosoma, de manera que puede detectarse una posible deficiencia si una de sus secciones está incorrectamente representada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas