¿El arañazo de un gato puede provocar esquizofrenia?

El repentino brote en un adolescente abre una nueva vía de investigación en el trastorno mental

Cat yawning
Cris Cantón PhotographyGetty Images

El brote que sufrió un adolescente de 14 años en Estados Unidos fue repentino. El joven, sociable, atlético, de aspecto saludable y con excelente rendimiento académico, empezó a experimentar pensamientos psicóticos intensos. No había signos previos de enfermedad mental, por lo que el equipo de psiquiatras que le atendió quedó perplejo, según un informe en Journal of Central Nervous System Disease que relata este caso de esquizofrenia adolescente.

El chico decía ser un “malvado y maldito hijo del diablo”, llegando a expresar ideas suicidas por el temor de asesinar a su familia y amigos. También desencadenó una larga cadena de fobias y terror al gato de la familia. Los médicos consideraron entonces urgente su hospitalización psiquiátrica y un tratamiento con fármacos antipsicóticos. Pero los episodios psicóticos se prolongaron 18 meses más. Aunque había antecedentes de enfermedad mental en la familia, su caso no obedecía a un rasgo heredado. Por fin, uno de los doctores detectó unas lesiones en el niño a lo largo de los muslos y axilas y decidieron abrir una nueva línea de investigación centrada, a partir de entonces, en una posible infección.

Hungry Cats at the Fish Restaurant
Geraint Rowland PhotographyGetty Images

Efectivamente, la sangre dio positivo en Bartonella henselae, un grupo de bacterias asociadas con una infección que habitualmente se contrae a partir de una mordedura o arañazo de gato. La familia convivía con dos gatos callejeros adoptados en 2010. Una vez detectada la causa y tratada convenientemente con terapias antimicrobianas, los síntomas de esquizofrenia desaparecieron por completo.

Investigaciones anteriores ya habían demostrado la relación del parásito Toxoplasma gondii, presente en los gatos, con algunos trastornos de salud mental y también con la propia conducta agresiva del gato. “Más allá de este caso, hay mucho interés en comprender el papel potencial de las infecciones virales y bacterianas en estas enfermedades médicas tan complejas”, indica el profesor de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Ed Breitschwerdt, autor principal del estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades