Si quieres vivir más... practica más sexo en la edad adulta

A pesar de que es bueno tanto para mujeres como para hombres, el beneficio aumenta considerablemente en estos últimos. El estudio fue realizado entre mayores de 65 años.

Passionate mature couple flirting while lying down in bed
wundervisualsGetty Images

La fuente de la eterna juventud no existe, pero en nuestro camino pueden aparecer elixires que mejoran nuestra esperanza de vida. Uno de ellos es el sexo. Según un estudio publicado en la revista especializada Sexual Medicine, la actividad sexual está relacionada directamente con la mejora del bienestar entre las mujeres y los hombres mayores de 65 años, lo que supuso un disfrute mayor de la vida y del resto de actividades que realizaban en su día a día. Para dar con esta conclusión, el doctor Lee Smith de la Universidad Anglia Ruskin y la doctora Sarah Jackson de la UCL, analizaron los resultados de una encuesta realizada a 6.879 personas de la tercera edad, residentes en Reino Unido.

Descubrieron que aquellos que apuntaron haber tenido algún tipo de actividad sexual en el último año, tuvieron una puntuación de mayor disfrute y aprovechamiento de la vida que aquellos que no eran sexualmente activos. Entre los hombres, comprobaron que una mayor cantidad de relaciones sexuales incrementaban considerablemente esa satisfacción, mientras que en mujeres, una mayor frecuencia de besos, caricias y mimos era suficiente para conseguir esa felicidad. Estos resultados indican que los hombres parecen darle más importancia al coito que las mujeres a esta edad para lograr los mismos niveles de disfrute de la vida.

© Randy Faris/Corbis/VCGGetty Images

Para la doctora Jackson, es necesario no olvidar que la población mayor también tiene relaciones sexuales y que pueden ser beneficiosas para su salud: "Los profesionales de la salud deben reconocer que los mayores de 65 años no son asexuales y que una vida sexual frecuente y sin problemas en esta población está relacionada con un mejor bienestar. Sin embargo, el estímulo para probar nuevas posiciones y explorar diferentes tipos de actividades sexuales no se da regularmente en poblaciones que envejecen".

Con estos hallazgos esperan que los médicos incluyan entre sus preguntas a sus pacientes geriátricos cuál es su actividad sexual para ofrecer ayuda y solucionar problemas como falta de apetito o impotencia. De esta manera, pueden estar matando dos pájaros de un tiro, tanto en su vida sexual como en su salud personal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades