Alergia al polen: 10 formas de controlarla

Come, bebe, vete de vacaciones, disfruta de tu mascota y practica el sexo. Que el polen y los ácaros no te arruinen la vida.

image
Cada español cosume unos 60 litros de cerveza al año, lo cual nos proporciona una protección antirrinitis moderada. Para protegernos bien, deberíamos beber el doble.

1. Pelar la fruta. Así se desactivan los alérgenos de la manzana. También si se cuece la pieza durante al menos tres minutos.
2. De vacaciones. En alta montaña -a más de 1.500 metros– y al nivel del mar la concentración es menor.
3. El condón, sin piña. En las alergias al látex se producen reacciones cruzadas con alimentos como la piña y la uva. Los de poliuretano pueden ser una alternativa.
4. Ventilar reloj en mano. El polen es caprichoso: se concentra por la noche en la ciudad y a primera hora de la mañana en el campo. Tenlo en cuenta a la hora de ventilar la casa.
5. Las medias, negras. ¿Te pican las piernas después de usar medias de nailon? Puede deberse a los tintes: el negro y el azul producen menos irritación que el marrón.
6. Perros con pedigrí. Elige a tu mascota por su potencial alergénico. Pastores y beagles son los mejores canes; los bóxer y schnauzer, los que más problemas dan.
7. No duermas desnudo. ¿Creías que las escamas eran cosa del pescado? Nosotros también tenemos, y son la comida preferida de los ácaros. Se las ponemos en bandeja cuando dormimos desnudos, ya que se desparraman por las sábanas.
8. A la rica sardina. Es otra más de las propiedades del omega 3. En un estudio con 2.531 niños con antecedentes alérgicos a quienes se alimentó con suplementos de aceite de pescado, se comprobó que reducía los síntomas de rinitis.
9. Las cañas evitan la rinitis. Ya tienes excusa para apuntarte a la penúltima. ¡Sin pasarse! El límite son 4 cañas (2 para las mujeres). La cerveza tiene una sustancia, la prolactina, con propiedades antiinflamatorias que protegerán tu nariz.
10. Peluches en el congelador. Si le tienes cariño y no quieres lavarlo con agua caliente, mételo en una bolsa de plástico y guárdalo 24 horas bajo cero. Al día siguiente, los ácaros habrán desaparecido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades