Confirmado: cocinar con leña o carbón puede ser peligroso para tu salud

Un estudio demuestra que lo mejor es optar por el gas o la electricidad y abandonar los combustibles sólidos

Cocina de leña y madera
Getty ImagesCzarina Platino / EyeEm

Quemar leña o carbón para cocinar se asocia con un mayor riesgo de hospitalización o de muerte por enfermedades respiratorias. Así de tajantes son los resultados de una nueva investigación realizada en China y publicada en la versión online de American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine (de la American Thoracic Society).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alrededor de 3.000 millones de personas en todo el mundo siguen hoy en día utilizando leña, carbón y otros combustibles sólidos para cocinar sus alimentos. Este tipo de combustible emite niveles muy altos de contaminantes, partículas muy pequeñas que pueden penetrar en los pulmones con efectos nocivos para la salud. Por lo general, estos hogares se encuentran en las zonas rurales de los países con menos recursos económicos (incluida China donde, donde aún un tercio de su población sigue dependiendo de los combustibles sólidos).

En el estudio "Uso de Combustibles Sólidos y Riesgos de Enfermedades Respiratorias: Un estudio de cohorte de 280,000 chinos que nunca han fumado", investigadores de la Universidad de Oxford en el Reino Unido y de la Academia China de Ciencias Médicas aseguran que las hospitalizaciones o muertes por enfermedades respiratorias crónicas y agudas fueron un 36 por ciento más altas en aquellas personas los que usaron madera o carbón para cocinar en vez de electricidad o gas.

Además, la investigación señala que cuanto mayor es el más tiempo de exposición a estos combustibles sólidos, mayor es el riesgo de hospitalización o muerte por una enfermedad respiratoria. Los sujetos que usaron madera o carbón durante 40 años o más, tenían un mayor riesgo (un 54 %) de hospitalización o muerte por enfermedades respiratorias que los que cambiaron estos combustibles sólidos a combustibles de combustión limpia.Los investigadores ajustaron sus hallazgos teniendo en cuenta también otros factores como la edad, el sexo, el estado socioeconómico, el tabaquismo pasivo, el consumo de alcohol, la dieta, la actividad física y la obesidad.

El estudio analizó los registros de salud de 280.000 adultos (de entre 30 y 79 años de edad) en el China Kadoorie Biobank (CKB). Los participantes eran de 10 áreas del país, nunca habían fumado y estaban libres de enfermedades respiratorias y otras enfermedades crónicas cuando se inscribieron en el estudio. Se les hizo un seguimiento durante nueve años. Durante ese tiempo, 19.823 fueron hospitalizados o murieron de una enfermedad respiratoria grave. De ellos, 10.553 se debieron a asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y 7.324 a infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores (sobre todo neumonía).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Aunque muchos estudios anteriores han sugerido una relación entre el uso de combustibles sólidos y la EPOC, la mayoría de ellos se centraron en los cambios en la función pulmonar, más que en los ingresos hospitalarios o las muertes", dijo el autor principal Ka Hung Chan, estudiante de doctorado del Departamento de Salud de la Población de la Universidad de Oxford.

"Además, observamos las asociaciones con otras enfermedades respiratorias de las que se sabe poco”, añade Ka Hung Chan.En comparación con otros estudios que han encontrado un aumento de dos a tres veces mayor en la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) entre los sujetos que emplean leña o carbón en sus estufas, los autores señalaron que su investigación encontró una asociación más débil entre quemar leña o carbón en una estufa y la EPOC.

Kin Bong Hubert Lam, un profesor asociado de la Universidad de Oxford (y uno de los co-líderes de este estudio) añadió que varios factores podrían explicar esto, incluyendo el hecho de que la EPOC está muy poco diagnosticada en China, sobre todo en áreas rurales, donde la espirometría (una herramienta diagnóstica esencial en la EPOC) rara vez está disponible. La asociación más débil encontrada en su estudio "también podría deberse a la exposición concurrente al humo de leña o de carbón entre los usuarios de combustibles limpios que nuestro estudio no pudo medir, especialmente entre los que vivían en comunidades donde el uso de combustibles sólidos es común", agregó Kin Bong Hubert Lam.

Por su parte, Zhengming Chen, autor principal y profesor de epidemiología del Departamento de Salud de la Población de Nuffield, señalaba que el hallazgo más importante del estudio podría ser haberse dado cuenta de que el mayor riesgo de enfermedades respiratorias graves que plantea la quema de leña o carbón puede reducirse significativamente al cambiar a otra opción de combustión limpia.

"Aunque no podemos inferir una relación causal a partir de estos hallazgos de observación, nuestros hallazgos son un argumento convincente para acelerar la implementación global del acceso universal a la energía limpia y asequible, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas", asegura Según Zhengming Chen.

Fuente: Eurekalert.org

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades