Desayuno a ciegas

La ONCE explica en un líbro cómo ayudar a las personas ciegas a subir al autobús o a cruzar la calle

image
¿Dónde está la manteguilla? ¿Y el zumo? Les costó averiguarlo, pero, tanteando, lo consiguieron, aunque algunos acabaron con la camiseta como el babero de un bebé.

¿Te has preguntado alguna vez qué sensaciones tiene una persona ciega? No tienes más que ponerte un antifaz y probar, por ejemplo, a comer. Es lo que han hecho un grupo de periodistas; el resultado se intuye en la imagen. Sí, divertido, pero andaban más que perdidos, y hubo que colocarles una camiseta para salvar su vestuario de los desvíos del café y la mermelada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los plumillas participaron en un desayuno a ciegas organizado por la ONCE para presentar Ojo, un libro ilustrado por Gallego & Rey que da pautas sobre cómo comportarse con las personas ciegas en la vida cotidiana.

El libro apuesta por la "comunicación, amabilidad y normalidad" para dirigirse a un invidente. Si le ayudamos a cruzar la calle, sólo hace falta ofrecerle un brazo y caminar con naturalidad. "No hay que convertir el paseo en una prolija narración", y deben indicarse los movimientos "sólo cuando sean difíciles o puedan suponer un peligro"

Como a todos, a las personas con discapacidad visual les gusta ser autónomas; sólo necesitan ayuda para hacer algunas cosas. Y con los avances tecnológicos, cada vez lo son más, como muestran Gallego & Rey con el dibujo de un ciego guiado por su bastón con GPS.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias