¿Pasa algo si la madre y el feto son de distinto grupo sanguíneo?

El grupo sanguíneo no supone problemas, pero hay que controlar el factor Rh

El Factor Rh es el único que puede dar problemas graves de incompatibilidad sanguínea entre madre y feto, exactamente cuando la madre no lo posee (es negativo) y el feto sí (positivo); por ello, cuando una embarazada de grupo negativo tiene un feto positivo se administra un inhibidor de la producción de anticuerpos anti-Rh cuando se aproxima el momento del parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las diferencias en el otro sistema de clasificación del tipo de sangre, el A-B-0, no tiene por qué dar problemas entre ambos.

Pedro J. Cañones

Sec. Gral. de la Sociedad Española de Medicina General

Enviada por Belén Gómez Lorenzo, Socuéllamos (Ciudad Real)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas