Nuevo material “autocurable”

Un gel que podría reemplazar cartílagos dañados

image
Credito imagen: T. Aida

Un poco de agua, arcilla y un nuevo compuesto diseñado por investigadores de la Universidad de Tokyo han sido suficientes para crear un hidrogel moldeable 50 veces más fuerte que los materiales de similares características y que, aún pese a esto, es capaz de regenerarse en segundos, cuando se parte en dos.
El gel posibilitaría un gran avance en la ingeniería de tejidos, entre otros campos, ya que sus componentes son aptos para el cuerpo humano: este gel es en un 95% agua. Así podría ser utilizado como molde para desarrollar nuevos tejidos, como matriz para mantener ciertas medicinas en un área determinada de acción o como reemplazo para cartílagos dañados.
Para probar su efectividad en el cuerpo humano, los investigadores, liderados por Takuzo Aida, prepararon el gel en una solución que contenía mioglobina, la proteína que transporta oxígeno a las células musculares. Y la proteína mantuvo su actividad normal en un 70%. Su suavidad también permitiría que fuera inyectada en el cuerpo a través de una jeringuilla.
El secreto de este gel es un material diseñado por el investigador Justin Mynar (quien junto a Aida publicó el hallazgo en Nature) y, por ahora conocido como G binder (algo así como Aglutinante G). En principio, el hidrogel está constituido de minúsculos discos de arcilla que se le agregan al agua. Estos discos tienen en sus bordes una pequeña carga positiva, pero en la superficie su carga es negativa. Para evitar que los discos se agrupen, los científicos agregaron poliacrilato de sodio a la mezcla (este polímero se adhiere a los bordes positivos y evita que las cargas opuestas se atraigan). Y finalmente suman a la mezcla el G binder.
Este material está compuesto por cadenas de polietilenglicol, un químico, primo de los anticongelantes que tiene una baja toxicidad y es utilizado en la industria cosmética. Y en los extremos de las cadenas, el G Binder contiene guanidina, un químico, emparentado con la guanosina, una de las bases del ADN. Estos materiales, al combinarse permiten que en caso de un daño en el hidrogel, los químicos que forman las cadenas del G Binder busquen rápidamente nuevos discos de arcilla para recuperar su estructura original.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias