• El 48% de la población mundial se alimenta gracias a los fertilizantes. Permiten aumentar la producción mundial un 70% antes de 2050 y cubrir las necesidades alimentarias.
  • Aislantes como el poliuretano reducen hasta un 80% el consumo energético de una vivienda. La instalación generalizada de un aislamiento en Europa evitaría la emisión de 370 millones de toneladas de CO2.
  • La química aplicada a los fármacos ha permitido prolongar la esperanza media de vida hasta los 80,9 años. En Madrid, por ejemplo, 82.
  • Los compuestos químicos de los detergentes han reducido de 16 a 2 horas las tareas básicas de limpieza del hogar.
  • En la industria, la combinación de químicos ha conseguido, por ejemplo, una mayor ligereza de los aviones (hasta un 30%) y, por tanto, un gran ahorro de combustible. En coches, 100 kg de plásticos y cauchos sintéticos sustituyen a 360 kg de metales varios.
  • La aplicación de sustancias en la terapia génica combinada con células madre permitirá visualizar, diagnosticar y tratar el cáncer en la década que arranca ahora.

Redacción QUO