Ilusiones ópticas

Tus ojos no son de fiar

La vista no es una cámara que refleje la realidad tal cual es. En esta ilusión óptica, dos de los colores –el verde y el azul– son el mismo: verde. Los vemos así porque el cerebro percibe el tono de cada espiral por comparación con el color de la franja que la atraviesa (la verde la cruza una naranja, y la azul una magenta), lo que provoca el “engaño”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud