Cirugía plástica

Solo el 14% del plástico del mundo se recicla. ¿Qué pueden hacer la ciencia y la industria para acabar con el resto? Éstas son algunas de las mejores ideas que ya se llevan a cabo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hacer botellas con botellas

Objetivo: reutilizar lo que no se degrada. Esta es la propuesta que no se lee, pero está en la nueva botella del proyecto Lanjarón, fabricada con un 50% de PET reciclado y es 100% reciclable. Todos los envases de Lanjarón ya contaban con un 25% de PET reciclado en los formatos mayores a 1L y 15% en los menores de 1L. Además, la empresa participa activamente en la protección de Sierra Nevada, reserva de la Biosfera y cuna del manantial del agua mineral natural pura que envasa.

Sacar petróleo del plástico

Una “máquina” desarrollada en la Universidad de Warwick (UK), del tamaño de una cancha de tenis, transforma productos hechos con petróleo –film transparente, ropa de poliéster etc.– de nuevo en un hidrocarburo. El combustible resultante se llama Plaxx, y puede usarse para volver a fabricar plástico o propulsar los gigantescos motores de los barcos.

Ladrillos de basura

Reciben el nombre de Bitublock y ofrecen una resistencia seis veces superior al hormigón. Se elaboran triturando residuos industriales: partículas de vidrio, escoria metalúrgica, lodo del alcantarillado, ceniza, etc. En un molde, se compactan con un pegamento especial para la construcción. El creador del eco-ladrillo es un ingeniero de la Universidad de Leeds, en Inglaterra.

Comida para los peces

En Bio-Cellection usan ingeniería genética para transformar polietileno en comida para peces. Están a punto de crear una bacteria genéticamente modificada que rompe el plástico 80 veces más rápido que cualquier otro organismo. Sus desechos son restos biológicos, proteínas, que ya no son tóxicos. De momento lo han probado con éxito como pienso para salmones.

Tinta para impresoras 3D

Hay varias iniciativas para que los filamentos que se usan como “tinta” en las impresoras 3D se hagan de plástico reciclado. La más llamativa es la de Winsun New Materials, empresa china que imprimió un edificio de cinco plantas y 10 casas en Shanghai en solo 24 horas. Todo con tinta fabricada solo con metales y plástico reciclado.

Recuperar satélites para ayudar al ejército

El proyecto ‘Phoenix’, del DARPA, prevé rescatar satélites en desuso y vincular sus antenas a uno o más “satélites en miniatura”, mucho más baratos. De este modo, podrán establecer una red de comunicación con los soldados aprovechando objetos espaciales inactivos.

Carreteras de plástico

Rotterdam será la primera ciudad con carreteras de plástico. La ciudad holandesa planea construirlas uniendo bloques, similares a los de Lego, fabricados con los residuos de plástico rescatados de los océanos. El proyecto se llama PlasticRoad, de la empresa VolkerWessels.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Publireportajes