Las corrientes fantasma del mar desafían las leyes de las profundidades y están detrás de partículas que ascienden desde el abismo.

Una nueva teoría, que acaba de publicarse en el Journal of Marine Systems, ayuda a explicar los extraños sucesos por los que las partículas de los sedimentos del  fondo de los océanos se mueven misteriosamente hacia arriba, y no hacia abajo, como exige la gravedad.

¿Qué provoca que no caigan por la pendiente de los cañones submarinos?

Las partículas de sedimentos en suspensión en los océanos son hasta tres veces más pesadas que el agua de mar del mismo volumen.

Por ello, debido a la ley de Arquímedes de la flotabilidad, que es una extensión de la ley de la gravedad de Newton, las partículas de sedimento generalmente se hunden hacia abajo en los océanos.

Sin embargo, en los márgenes continentales, las partículas de sedimento también pueden ascender, formando corrientes de turbidez que mantienen inalterada las propiedades del agua de los mares y océanos.

Estas partículas ascendentes forman parte del menú de los animales que se alimentan en suspensión, como las ballenas barbadas y el krill, que suelen alimentarse de esas partículas de materia orgánica cerca de los cañones submarinos.

¿Qué está ocurriendo en el fondo del mar que rompe con las leyes de la física?

Las corrientes fantasma

Una nueva investigación descubre que existen corrientes ascendentes invisibles, y hasta ahora no detectadas, que desafían las teorías anteriores para explicar los flujos en el fondo de mares y océanos.

El nuevo descubrimiento científico realizado en Australia por la Universidad de Flinders ha registrado por primera vez cómo las corrientes y sedimentos fantasmas pueden «deshacer» la fuerza de la gravedad.

La nueva teoría, que acaba de publicarse en el Journal of Marine Systems, ayuda a explicar los oscuros sucesos en los que las partículas de sedimentos en suspensión se mueven misteriosamente hacia arriba, y no hacia abajo.

Aunque esta actividad parece contradecir las leyes de la gravedad, el oceanógrafo físico de la Universidad de Flinders, Jochen Kaempf, ha encontrado una respuesta, ideando la primera explicación científica del transporte de sedimentos hacia arriba observado. Kakempf explica: «Yo les llamo corrientes fantasma. El vehículo de transporte de esas partículas son las corrientes que, a la vez que transportan los sedimentos y los mantienen en suspensión, dejan el agua de mar y sus propiedades disueltas casi inalteradas», explica tras estudiar el fenómeno durante dos años.

Estas corrientes ascendentes elevan las partículas de los sedimentos haciendo que asciendan para servir de menú al krill.

Más info:

El artículo, On the upslope sediment transport at continental margins (2021) de J Kämpf, ha sido publicado en el Journal of Marine Systems, Volumen 219, https://doi.org/10.1016/j.jmarsys.2021.103546