Estos son los 4 lugares más aislados del planeta

Sin carreteras, con condiciones climatológicas extremas y enclavados en entornos naturales únicos. Lugares que siguen resistiendo al paso del tiempo (y del hombre).

Son escenarios totalmente aislados, retirados, que han resistido el sino urbanizador de los tiempos y que, habitualmente, ofrecen una vida extrema. A veces, ese es precisamente el aliciente para ir a ellos, como sucede con el cabo Morris Jesup, el lugar más cercano al polo norte y donde se obtienen valiosas mediciones meteorológicas. Otras veces pasa todo lo contrario, como en el caso del condado chino de Medog, donde las condiciones climáticas y los densos bosques impidieron las visitas hasta la inauguración de una carretera, que tampoco puede abrir todos los meses del año. Algunos asentamientos, como el pueblo minero peruano de La Rinconada, obedecen a la búsqueda de recursos naturales; otros, como la aldea de Supai, son el fruto de la historia: allí aún reparten el correo en burro, un sistema no muy distinto al que usarían los indios americanos si aún fuera su tierra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frío polar

El cabo Morris Jesup, a unos 700 km del polo norte. A partir de él, no hay más tierra firme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Minería de altura

La Rinconada, en los Andes, es una ciudad minera situada a 5.100 m de altitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Como los indios

La tienda más cercana a la aldea de Supai, en Arizona, está a 96 kilómetros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Perdidos en el bosque

Solo 12.000 personas viven en el condado chino de Medog, donde la carretera es una infraestructura estacional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas