Con cierto temor

En el siglo XVI su nombre se utilizó para nombrar una herramienta de extracción de dientes.  Hoy, su pico de medio metro, inspira el mismo temor

De record

Si su pico es el más largo de entre todas las aves, su saco gular es otra de las marcas registradas del pelícano. En él puede llegar a cargar hasta 12 litros de agua. Una cifra no muy alta teniendo en cuenta que a diario debe ingerir un 10 % de su peso para levantar toda esta maquinaria. La evolución (30 millones de años en el planeta) los ha hecho muy eficientes: sus huesos solo suman una décima parte de su peso total.

La más grande

Las imágenes de este reportaje, de David Pattyn, retratan al ave de mayor tamaño capaz de volar. Este pelícano ceñudo (Pelecanus crispus) puede sobrepasar los 13 kilos de peso y, con sus alas extendidas, roza los 4 metros.

Sin fosas nasales

Ninguna de las 8 especies  conocidas de pelícanos tiene fosas nasales: todas respiran por el pico. Su  gran envergadura les permite alcanzar alturas de hasta 3.000 m.

Competencia desleal

Desde el siglo XVI y hasta mediados del XIX, fueron diezmados, principalmente en zonas costeras, debido a que se consideraba que competían con los humanos por los recursos. Se les disparó, se les perseguía con palos y hasta se rompían sus huevos, solo para evitar nuevos nacimientos. Hoy sabemos que humanos y pelícanos consumimos diferentes especies de peces.