La tierna amistad de un canguro y dos emúes... y de otros animales más

La amistad existe más allá de los prejuicios entre especies. Estas son las parejas más insólitas del mundo animal

image

El Wild Action Zoo de Australia ha visto florecer una bonita relación entre tres insólitos amigos. Los protagonistas son Eli y Edi, dos emúes recién nacidos, y el canguro Reuben, de apenas ocho meses.

El propietario del zoo, Chris Humfrey, decidió llevar estas crías de emú a su casa porque temía que fueran atacadas por zorros salvajes, ya que como contó el zoólogo a la revista BuzzFeed "su padre no habría sido capaz de proteger a los polluelos de ser devorados por la noche".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
‘Compis’ de la infancia

Anzac y Peggy podrían ser dos personajes dickensianos, ya que se conocieron en un hospicio para animales. El primero es una cría de canguro y la segunda de wombat. Se juntaron en un centro de acogida tras perder a sus madres y ahora hasta duermen juntos.

“Te comeré, pero a besos”

Que una serpiente pitón y una rana lleguen a ser amigos es algo bastante extraño, ya que las primeras se “zampan” a las segundas. Pero esta pareja creció junta en una reserva de Yakarta y ha confraternizado de una forma que desafía a las leyes de la naturaleza.

Todo se pega

La supervivencia  genera extraños aliados. Y esta mariposa no encontró mejor manera de burlar a sus depredadores que refugiarse en la cabeza de un camaleón. Las similitudes del color de ambos crean el camuflaje perfecto.

Los polos opuestos se atraen

Cuando el leopardo Salati fue llevado a la consulta de un veterinario de Pretoria, conoció a Timothy, el perro de su médico. Comenzó así un entrañable vínculo que pone en tela de juicio la tradicional enemistad entre felinos y canes.

Tanto monta, monta tanto...

Las parejas formadas por búfalos africanos y pájaros del tipo oxpecker son un clásico del mundo animal. Su relación les proporciona un beneficio mutuo, ya que el ave se alimenta de los parásitos e insectos que hay en el cuerpo de su compañero y así el rumiante siempre está limpio.

Los besos del labrador

El perro Monty se encariñó con Duck cuando solo tenía una semana de vida. El patito se había quedado huérfano por el ataque de un zorro, y al verlo tan desvalido, el chucho comenzó a limpiarle lamiéndole. Ahora son inseparables.

Mi mamá carda lana

Cuando murió su madre, Temba era una cría. Por la pena, el bebé elefante perdió el apetito, y sus cuidadores en la reserva de Shamwari (Sudáfrica) le buscaron una madre adoptiva: Sarah, una oveja, logró ganarse su cariño.

Yo te pongo los cuernos

Muy poco, por no decir nada, es lo que tienen en común una rana verde y un caracol. Pero esta pareja encontrada en los bosques de Indonesia se cayó bien al primer vistazo. El batracio dejó a su “colega” subirse a su lomo, y no se ha vuelto a bajar.

Quien bien te quiere te hará llorar

Por eso las mariposas se llevan tan bien con los cocodrilos, porque obtienen proteínas bebiéndose sus lágrimas.

“Decid patata”

Por miedo a que fueran devorados por zorros salvajes Humfrey llevó a estas crías de emú a su casa para que estuvieran a salvo.

Amigos para siempre

Mientras esperan a reunirse con su familia Eli y Edi pueden jugar con su nuevo hermano adoptivo Reuben.

 

 

 

 

Un zoo diferente

El Wild Action Zoo fue creado en 1994 por el zoólogo Chris Humfrey para educar a la gente sobre la increíble biodiversidad de Australia.

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades