Las mejores fotos de naturaleza del año

Desde una manada en lo alto de una colina a un pequeño calamar en las profundidades del mar, la naturaleza muestra ante tus ojos toda su belleza.

image

Los ganadores de la 50º edición del concurso "Wildlife Photographer of the Year" han sido anunciados por el Museo de Historia Natural de Londres. La competición está abierta para todos los fotógrafos profesionales, aficionados a la fotografía y jóvenes fotógrafos.
Estos trabajos han sido elegidos entre más de 41.000 aspirantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lagarto verde al sol

©Will Jenkins, Gran Bretaña

Fnalista en la categoría de 11 a 14 años.

Durante unas vacaciones en familia en Costa Rica, Will planeaba pasar un rato en la piscina cuando una  iguana verde saltó de la azotea del hotel. El cogió su cámara. "Me encantan las historias sobre dragones, y yo quería una foto grande para la pared que me hiciera sonreír cada día", dice Will. "También quería impresionar a mi padre y mi hermano con una foto de la iguana más grande que jamás había visto." El reptil de casi un metro de largo se abrió camino hasta la cima de una roca. Will se acercó más. "Traté de mantenerme en las sombras, detrás de una hamaca para no asustarlo. 'Seleccioné una amplia apertura para que el tema destacara centrándome en su ojo"

La suerte del palangre

©Rodrigo Friscione Wyssmann, México

Finalista en la categoría “El mundo en nuestras manos”.

Había sido claramente una lucha monumental: este tiburón habría luchado incansablemente por librarse del mortal anzuelo de un pescador. Rodrigo se encontró con esta escena en Bahía Magdalena en la costa del Pacífico de Baja California, México, después de notar que la boya de un pescador había sido arrastrada por debajo de la superficie por un peso considerable. El gancho estaba en una larga fila de ganchos."Yo estaba profundamente conmocionado. Los tiburones blancos son criaturas increíbles, elegantes y muy inteligentes. Fue una triste escena que he cambiado a blanco y negro porque me parecía más digna. Los palangres con cebo de superficie se extienden por kilómetros y son responsables de la muerte de decenas de miles de animales cada año, muchos de ellos en peligro de extinción .

Apocalipsis

©Francisco Negroni, Chile

Ganador categoría Medio Ambiente

Inmediatamente después de la erupción del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, Francisco viajó al Parque Nacional Puyehue, en el sur de Chile, buscando un show de luces espectacular. Pero lo que presenció era más como un apocalipsis. Desde el punto de vista desde donde se encontraba - una colina a bastante distancia al oeste del volcán - miraba, asombrado, como relámpagos rompían el cielo y el resplandor de la lava fundida y el humo ondulante  iluminaban el paisaje. "Fue la cosa más increíble que he visto en mi vida. El 'relámpago volcánico" (también conocido como tormenta eléctrica sucia) es un fenómeno poco frecuente, de corta duración, probablemente causado por las cargas eléctricas estáticas. La erupción del Cordón Caulle arrojó 100 millones de toneladas de ceniza en la atmósfera, causando trastornos en el transporte aéreo del hemisferio sur. La actividad volcánica continuó a un nivel menor durante un año, extendiendo una capa de ceniza sobre la región.

Aguijón bajo el sol

©Carlos Pérez Naval, España

Ganador de la categoría Joven del Premio de Fotografía de Vida Salvaje (Young Wildlife Photographer Of The Year)

Consciente de la presencia de Carlos, el escorpión amarillo común esgrime su aguijón como una advertencia. Carlos lo encontró tomando el sol sobre una piedra plana en una zona rocosa cerca de su casa en Torralba de los Sisones, Teruel. El sol de la tarde daba un precioso resplandor sobre la escena por lo que Carlos decidió experimentar con una doble exposición (su primera vez) para que se pudiera incluir el sol. Empezó con el fondo, utilizando una velocidad rápida para no sobreexponer el sol, y luego le disparó al escorpión con un flash. Pero tuvo que cambiar las lentes (él utilizó su zoom para el sol), que es cuando el escorpión se dio cuenta del movimiento y levantó su cola.

La última gran imagen

©Michael ‘Nick’ Nichols, USA

Ganador de la categoría "Blanco y Negro"

Nick se propuso crear una imagen arquetípica que expresara la esencia de la vida de los leones antes de estar en peligro. Aquí, las cinco hembras de la manada Vumbi, permanecen en reposo con sus cachorros en un montículo en el Parque Nacional Serengeti de Tanzania. Poco antes de que tomara la imagen, habían atacado y expulsado a uno de los dos machos de la manada.  Estaban acostumbrados a la presencia de Nick - que había estado siguiéndolos durante casi seis meses - lo que significaba que podía colocar su vehículo cerca del montículo. Haciendo uso de un agujero hecho especialmente en el techo,  lentamente se puso de pie para enmarcar la vista, con las llanuras del Serengeti más allá y el cielo del atardecer espectacular arriba. Él les fotografió en infrarrojo, lo que él dice, 'corta a través del polvo y la neblina, transforma la luz y convierte el momento en algo primordial, casi bíblico'.  Nick llegó a conocer y amar  a la manada Vumbi. Unos meses más tarde, se enteró de que se habían aventurado en  tierras más allá del parque y que tres de las hembras habían sido asesinadas.

 

Pequeño calamar luminoso

©Fabien Michenet, Francia

Finalista en la categoría “Especies submarinas”

Los animales planctónicos son generalmente fotografiados en situaciones controladas, después de que hayan sido capturados, pero Fabien está fascinado por la belleza de sus formas de vida y tiene como objetivo  fotografiar su comportamiento natural en estado salvaje. De noche buceó en aguas profundas frente a las costas de Tahití, en completo silencio, aparte del sonido ocasional de delfines, y rodeado por una masa de pequeños animales planctónicos y que quedó fascinado por este juvenil calamar (Ancistrocheirus lesueurii). Con tan sólo 3 centímetros de largo, estaba flotando inmóvil a unos 20 metros por debajo de la superficie, probablemente a la caza de criaturas aún más pequeñas que se alimentan al amparo de la oscuridad. Su cuerpo transparente estaba cubierto de lunares de células pigmentarias  y por debajo de sus ojos aaprecen los órganos bioluminiscentes. Sabiendo que sería sensible a la luz y el movimiento, Fabien maniobró con cuidado delante de el. Utilizando tan poca luz como sea posible para conseguir el trabajo de enfoque automático, que finalmente desencadenó las luces estroboscópicas

El largo abrazo

©Anton Lilja, Suecia

 Premio en la categoría de 15 a 17 años.

En el momento en que los huevos de la rana hacen contacto con el agua, la gelatina alrededor de ellos empieza a hincharse. Así que una rana hembra necesita tener un macho cerca, listo para fertilizar los huevos en el instante en que dejan su cuerpo. El macho tiene que aferrarse a ella para asegurarse de que él es el que hace la fertilización. Así que él la agarra en un apretado abrazo, conocido como amplexus, a menudo durante días, hasta que ella pone sus huevos. Al enterarse de que masas de ranas comunes se reunían en una gravera inundada cerca de su casa en Västerbotten, Suecia, Anton se dispuso a fotografiar el espectáculo de apareamiento. Acostado en la orilla con la mirada al nivel del agua, quedó fascinado por la luz rebotando en el desove y la charca que vibraba con la actividad de las ranas. Experimentando con su flash, logró el efecto que quería con un par de ranas en amplexo apareciendo justo en frente de la cámara.

El precio que pagan

©Bruno D’Amicis, Italia

Ganador en la categoría 'El Mundo en Nuestras Manos'

Un adolescente de un pueblo en el sur de Túnez ofrece vender un zorro del desierto de tres meses de edad, uno de una camada de cachorros que sacó de su guarida en el desierto del Sahara. Capturar o matar a los zorros del desierto es ilegal en Túnez, pero es algo generalizado. Bruno lo descubrió como parte de un proyecto a largo plazo para investigar los problemas que enfrentan las especies en peligro en el Sahara.
 Se ganó la confianza de los habitantes del pueblo de Túnez, Argelia y Marruecos, y descubrió la explotación generalizada de la fauna, incluyendo la caza y la captura para el comercio y la medicina tradicional. También descubrió que las causas y por lo tanto las soluciones son complejas e incluyen el alto desempleo, la educación deficiente, la falta de cumplimiento de las leyes de conservación, la ignorancia de turistas y compañías de turismo, la destrucción del hábitat y el legado socio-político de las revueltas de la 'primavera árabe'. Pero Bruno está convencido de que el cambio es posible - que el turismo tiene un papel que desempeñar y que las imágenes que hacen reflexionar puede ayudar a crear conciencia entre los turistas.

Touché

©Jan Van der Greef, Países Bajos

Finalista en la categoría "Aves"

Un aspecto inolvidable del viaje de Jan a Ecuador fue esta imagen del colibrí pico espada,  el único ave que tiene un pico más largo que su cuerpo (excluyendo su cola).
Con sus 11 centímetros de medida está diseñado para alcanzar el néctar en la base de flores en forma de tubo igualmente largos , pero Jan ha descubierto que puede tener otro uso. Un pájaro en particular tenía un circuito regular a través de la selva, trazado por sus flores de trompeta de  ángel rojas favoritas. Para llegar a los comederos, tenía que atravesar el territorio de un pájaro inca collarejo ferozmente territorial.  En lugar de asustarse, una vez o dos veces al día utiliza su pico para dejar clara su intención. Para capturar uno de estos momentos, Jan creó múltiples flashes para congelar el aleteo del colibrí ( más de 60 por segundo ).

Pájaro de nieve

©Edwin Sahlin, Suecia

FInalista en la categoría “Fotógrafo joven” (de 15-17 años)

A los arrendajos de Siberia les gusta el queso y la salchicha. Sahlin descubrió esto mientras esquiaba con su familia al norte de Suecia.
Siempre que se detenían para almorzar, fotografiaba a las aves que se congregaban en busca de sobras de comida.

Para esta foto, mientras que su familia comía sus sándwiches, Edwin cavó un hoyo en la nieve lo suficientemente profundo como para meterse en él. Esparció comida por todo el borde y luego esperó. Para su deleite, los arrendajos volaron derechos sobre él, lo que le permitió fotografiarlos desde abajo y capturar la totalidad de colores oxidados de su parte inferior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos