La unión hace la fuerza

El tití pigmeo (Cebuella pygmæa) es el primate más diminuto de América del Sur. Su talla media ronda los 14 cm. Pero ante la amenaza de un depredador, suple su escaso tamaño con la fuerza del número, y se defiende atacando en bandadas a sus enemigos.

La náusea del ofidio

La culebra de collar amarillo (Diadophis punctatus) no resulta muy aterradora con sus apenas 20 cm de longitud. Al no ser venenosa, su método de defensa es espantar a sus rivales mediante el asco, vomitando el maloliente contenido de su estómago.

Al acecho

La salamanquesa (Tarentola mauritanica) come insectos muy grandes para su tamaño (mide 86 mm). Para atraparlos, se acerca lentamente hasta unos centímetros de distancia.

El amigo de los niños

Si hay una mascota popular en el mundo, ese es el hámster. El más diminuto es el de la subespecie roborowski, con solo 5 cm.

Colores de guerra

Con sus escasos 50 mm, la rana de ojos rojos (Agalychnis callidryas) sería presa fácil de cualquier depredador. Para librarse de ellos utiliza su mirada, ya que sus ojos de color sanguinolento aterrorizan a otras criaturas.

 

Vaya par de ojazos

La araña saltadora destaca por sus imponentes ojos centrales y por su tremenda agilidad. Aunque mide unos 15 mm, puede saltar una distancia cincuenta veces su tamaño.

Una dura infancia

Las crías de tortuga marina pesan una media de 40 g, mientras que algunos ejemplares adultos pueden superar los 500 kilos. Aunque de cada mil ejemplares que nacen, solo un puñado alcanza la madurez.

El primo de Kung-fu

Aquí tenemos al auténtico “pequeño saltamontes”. Las crías de este insecto son casi idénticas a los adultos, salvo por su diminuto tamaño. Aunque cuando abandonan su etapa de ninfas para convertirse en adultos pueden alcanzar un tamaño de varios centímetros.

“ya veréis cuando dé el estirón”

Los camaleones más pequeños conocidos viven en Madagascar y miden 3 cm. Pero el de la foto es una cría de la subespecie de Yemen (Chamæleo calyptratus). Solo mide 5 cm, pero puede crecer hasta los 20.

El lagarto cantarín

Los geckos (Gekkonidæ) son unos reptiles peculiares por su diminuto tamaño y porque al interactuar emiten un ruido chirriante que se asemeja a un tosco cántico. Por esta razón, antiguamente se les atribuían poderes mágicos.

Chiquita, pero matona

Las hembras de la araña saltarina verde miden de 8 mm, y los machos 5. Pese a su insignificante apariencia, posee unos poderosos quelíceros que hacen que su picadura sea muy dolorosa, aunque no reviste gravedad al no ser venenosa.

Toda la vida pensando en ellas…

Y este es el aspecto que tienen en el mundo real. Te presentamos a la auténtica musaraña de América del Norte (Scalopus aquaticus), una criatura que solo mide 12 cm, y que tiene los ojos tapados por el pelaje corporal.

Canibalismo… No, gracias

La mantis europea enana (Ameles spallanzania) se diferencia de las comunes porque sus hembras (que miden 1 cm) no canibalizan al macho durante el coito.

El molusco que surgió del frío

Aquí tenemos al caracol más pequeño del mundo, el Punctum pygmæum. Vive en zonas de Siberia y mide 1 mm.

Lagarto vegetariano

Pese a su buena dentadura, no hay que temer al Meroles anchietæ. Este reptil del desierto de Namibia se alimenta de arbustos y semillas.