Murciélagos huérfanos

Cada año quedan huérfanos cientos de murciélagos. Desde este centro intentan ayudarles

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Como en las alas de mamá

Las crías huérfanas, o cuya madre esté enferma, son envueltas en una tela, tal como haría su progenitora con las alas. La tetina  les hace creer que no están solos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuestión de necesidades

Varias veces al día se induce a las crías a que hagan sus necesidades. Para conseguirlo se les estimula la zona genital. Muchos, ni se despiertan mientras ocurre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crecimiento de un cachorro

Entre la primera y la cuarta semana, los pequeños suelen pesar de 90 a 120 gramos. Duermen casi todo el tiempo, y se les alimenta cada 3 o 4 horas con leche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuanto más limpios, mejor

Hasta que no se aseen solos, a partir de la quinta semana, se les lava con agua templada y un paño. Lo más importante es vigilar que no haya infecciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las crías son alimentadas con una fórmula láctea de alto contenido proteico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Jaula abierta en la que viven los murciélagos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los recién nacidos tienen garras muy afiladas que les sirven para cogerse con toda seguridad a su madre. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Décadas atrás, estos murciélagos se contaban por centenares de miles, pero la población haun 50%, en parte debido a la acción del hombre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades