Gracias, mono

Todo esto les debemos

El recurso a los primates no humanos es uno de los puntos más controvertidos de la experimentación con animales. La nueva directiva europea que regula esta actividad especifica que su uso debe estar siempre justificado científicamente. Recientemente un grupo de científicos centroeuropeos firmó la Declaración de Basilea, un documento que pretende sacar a la luz pública el punto de vista de los científicos respecto a la experimentación animal. Uno de sus firmantes, Stefan Treue, director del Centro Alemán de Primates de Göttingen, nos recuerda los avances más significativos que se han logrado gracias a la investigación con nuestros parientes más cercanos en la familia evolutiva. En las siguientes imágenes de esta galería recogemos los ejemplos que nos ofrece.

Además, destaca que "sólo podemos entender cómo funciona nuestro cerebro cuando exploramos la comunicación entre las neuronas en un cerebro intacto. En el caso de las funciones cerebrales superiores, como por ejemplo la atención o el lenguaje, dependemos de los experimentos con animales cuyo comportamiento se acerca más al humano. Sólo así podemos obtener conclusiones aplicables a las personas y desarrollar nuevas terapias. Y lo mismo ocurre con el sistema inmunológico y la investigación de las infecciones".

En cuanto a la cláusula europea que prohibe la experimentación con grandes simios, excepto en un caso de emergencia sanitaria que suponga un peligro para la población, Treue advierte que "en el caso de una epidemia en Europa debida a un patógeno que sólo ataque a personas y grandes simios, no dispondremos de animales de experimentación con los que desarrolar vacunas o terapias. La cláusula  de emergencia no tendrá ningún efecto, si en toda Europa no hay ningún lugar en el que se críen esos animales para experimentación".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piloto de pruebas

Los ámbitos en que los monos han servido como sustitutos de los humanos en todo tipo de ensayos también incluyen el espacial. El chimpancé Ham fue el primer tripulante de las cápsulas Mercury, desarrolladas por Estados Unidos para responder al lanzamiento soviético del Sputnik. En esta imagen aparece a su regreso del primer vuelo suborbital de la misión, que superó en buenas condiciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hepatitis C

“Conseguir una vacuna para la hepatitis C solo será posible investigando con chimpancés”, asegura Treue. Recientemente, este tipo de trabajos ha conseguido una sustancia que puede llegar a reducir el tratamiento de doce a seis meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Priones

Stefan Treue: “La identificación de los mecanismos de contagio de enfermedades que se transmiten por priones, como el scrapie y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, se consiguió trabajando con primates.” Por ella se concedió el Nobel de Medicina a Stanley Prusiner en 1997.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Marcapasos cerebrales

“Se desarrollaron a partir de experimentos de microestimulación cerebral en macacos, y permiten a los pacientes con párkinson recuperar el control del movimiento. Otras neuroprótesis ayudan a personas con parálisis", recuerda el Director Alemán del Centro de Primates.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Autismo

“La localización en macacos de las neuronas espejo, que nos permiten ponernos en el lugar de otro, resultó indispensable para entender y tratar trastornos graves de la comunicación.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza