Grandes fotos de naturaleza

Las mejores del Premio Wildlife 2010

La maravilla de las hormigas. Es el título de la fotografía que ha ganado la edición 2010 del Veolia Environnement Wildlife Photographer of the Year. Este concurso de fotografía de naturaleza, considerado el más prestigioso del mundo, está organizado por el Museo de Historia Natural de Londres y la revista Wildlife Magazine de la BBC. Los visitantes de dicho museo podrán disfrutar en una exposición de la imagen ganadora y las otras 100 candidatas al premio.

El año pasado lo ganó un español, José Luis Rodríguez, por una foto que retrataba a un lobo saltando una verja. Sin embargo, el jurado le retiró el premio tras conocerse que se trataba de un “actor”, es decir, un animal adiestrado para realizar el resultado deseado por su autor. Este año también hay un ganador español, Jordi Chias Pujol, aunque no del primer premio, sino de una de sus categorías, el “One Earth Award”.

Aquí tienes las mejores de este año 2010.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
'La maravilla de las hormigas'

Es la ganadora. Su autor, el húngaro Bence Mate, tomó la imagen en Costa Rica de noche, en la que se muestra las siluetas de las hormigas vistas desde el reverso de una hoja. La imagen recoge los movimientos de distintas hormigas y cómo despedazan la hoja para llevarlas a su hormiguero. Al ser de noche, Mate sacó la foto colocando un flash detrás de la hoja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'Tortuga en problemas'

El español Jordi Chias Pujol es el ganador del “One Earth Award”, cuyo objetivo es poner de relieve los problemas del planeta y las labores de conservación para combatirlos. El autor de Tortuga en problemas explica que su idea original era fotografiar delfines entre Barcelona y las Islas Baleares. Tras sumergirse al descubrir una red a la deriva, localizó a la tortuga, atrapada y sentenciada a una muerte larga y dolorosa. Una vez hecha la fotografía, Chias soltó al animal, dándole una segunda oportunidad. Al igual que esta foto, el resto de los finalistas ofrecen también desgarradores testimonios gráficos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'Tigre acechando'

El premio Gerald Durrell se otorga a la imagen que capte el carácter único de especies que aparecen en la Lista Roja de la UICN 2009 de Especies Amenazadas en grave peligro. El ganador de este año ha sido Andy Rouse, de Reino Unido, por su foto “Tigre acechando”. En realidad es una tigresa captada en la India en el Parque Nacional de Ranthambore. Además de ser una especie en peligro, la dificultad de la foto consistió en “cazarle” de frente con su mirada intensa de cazador. Merece también la pena ver al resto de finalistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'Es sólo un animal'

El Wildlife Photojournalist of the Year se otorga a una secuencia de seis fotografías que narre una historia inolvidable sobre el comportamiento animal o un problema ambiental. La edición de 2010 se la ha llevado el estadounidense Marcos Leon. “Es sólo un animal” trata de llamar la atención sobre el comercio ilegal de animales en peligro y productos a partir de la vida silvestre. Las fotos finalistas son también grandes trabajos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'Fuego en el Pantanal '

El Premio Eric Hosking pretende destacar el talento de fotógrafos jóvenes de entre 18 a 26 años, que deben presentar un portafolio de imágenes que ellos piensan que representa su mejor trabajo. Bence Mate, además de ganador absoluto de los Wildlife Photographer of the Year, se ha llevado también este premio con una colección de imágenes espectaculares, como este incendio cerca de la finca donde se alojaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'Momento congelado'

El el autor más joven. Cuenta Fergus Gill, de Reino Unido, que cuando sacó la foto, hacía tanto frío (-17 ºC) que los pájaros estaban desesperados en busca de comida. El zorzal real (Turdus pilaris) de la foto apareció en el jardín de Gill. La foto tuvo sus riesgos: para retratarlo, además de hacer frente al intenso frío, tuvo que colocarse en un estanque congelado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza