¿Qué dicen las aves de sí mismas?

Su canto delata su carácter

image
El papamoscas collarino (Ficedula albicollis), una especie que abunda en el Sudoeste europeo, ha sido el protagonista de las últimas investigaciones sobre personalidad en animales y su relación con el canto.

De hecho, una investigación realizada en 45 hembras de canario por el Instituto de Ornitología del Max Planck, en Alemania, en colaboración con el Royal Holloway y la Universidad de Londres, comprobó que un canto “sexy” es decir, que indica una buena calidad reproductiva de la pareja, influye en el tamaño del huevo y parece estar relacionado con el sexo de la cría. Así, si la canción que provenía del macho mientras hacían la puesta era atractiva, los huevos eran más grandes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A corazón abierto

Para Manuel Soler, catedrático de Biología Animal de la Universidad de Granada: “El canto es un sistema de comunicación basado en la emisión de señales honestas: es una señal costosa con la que no se puede engañar. Un individuo débil o enfermo no podría estar cantando durante mucho tiempo ni hacerlo con una fuerza por encima de sus posibilidades, aunque quisiera; el cansancio no tardaría en vencerlo. Es decir, el macho que canta mucho y fuerte es porque está en buena condición física”.

No en balde, hay especies como el chochín ( Troglodytes troglodytes), que se pasa el 70% del día tarareando, y a pesar de que no mide más de 10 centímetros de largo, la potencia de su sonido es diez veces superior a la de un gallo. También hay algunas especies, como el cuitlacoche rojizo, que vive en EEUU y México, que tienen un repertorio de hasta 2.000 canciones, mientras otros, como el gorrión ( Ammodramus henslowii) solo sabe una.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza