Este gusano gigantesco es el único que puede acabar con las cucarachas

Su baba venenosa es letal para ellas

El Lineus longissimus, también llamado gusado cordón de bota, vive en las costas del norte de Europa, y está considerado el animal más alrgo del mundo, ya que algunos ejemplares alcanzan los 50 metros. Y, ahora, un equipo del Departamento de Química Medicinal de la Universidad de Uppsala, en Suecia, ha descubierto que esta criatura es el mejor remedio para acabar con las invencibles cucarachas.

El gusano posee un aguijón a través del cual inyecta una especie de baba venenosa, la cual es inofensiva para los humanos, pero letal para los artrópodos. Los investigadores suecos analizaron el contenido de la misma y hallaron hasta 18 compuestos tóxicos que acababan instantáneamente con las casi indestructibles cucarachas.

Y, paralelamente a este estudio, ha aparecido otro realizado por la Universidad Normal del Sur de China, en Guangzhou, que revela algunas de las claves evolutivas que han permitido a las cucarachas convertirse en una de las especies más resistentes que existen. Y es que estas criaturas poseen un agudo sentido del olfato que les permite detectar los alimentos fermentados, y un sistema de regeneración interna único, que les sirve de protección contra casi cualquier sustancia tóxica que les afecte.

Además, están dotadas de al menos 20.000 genes diferentes, lo que les brinda una capacidad de adaptación realmente asombrosa.

Fuente: ScienceAlert.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades