Cuando una escena de “Los Pájaros” de Hitchcock se convierte en una realidad

Encuentran una respuesta científica a la forma tan extraña en la que se comportaron una bandada de estorninos en una gasolinera de Houston a comienzos de mes

Quienes vieran en 1963 la película de terror de Alfred Hitchcok “Los Pájaros”, interpretada por Tippi Hedren, se quedaron traumatizados por si una situación parecida pudiera ocurrir en la vida real. Y lo peor es que algo parecido ya había sucedido justo dos años atrás, cuando cerca de la casa del director en Scott Valley (California), miles de pájaros se abalanzaron sobre las casas de la Bahía de Monterrey sin llegar a causar víctimas. Tiempo después se descubrió que este comportamiento se debió a una toxina venenosa que producen algunas algas, ácido domoico, el cual pudo afectar a las aves tras consumirlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En esta ocasión, hemos podido ver un comportamiento extraño en una bandada de estorninos que, en mitad de la noche, se acercó a hacer una visita a una gasolinera local de Texas. Este es el resultado que dejó a más de uno extrañado.

Pero la ciencia ha hablado y ya tenemos respuesta de por qué acabaron tantos pájaros allí. Según el Doctor Kevin McGowan del Cornell Lab de Ornitología, los pájaros deberían estar dormidos, pero en lugar de ello se sintieron atraídos por la luminosidad de las luces de la gasolinera: “Es probable que estuvieran buscando comida y las luces les confundieran”.

También es cierto que los estorninos son conocidos por volar en bandada todos juntos de manera armoniosa, más aún en invierno. Según el profesor de Ornitología, Richard Prum, puede que les molestaran del lugar donde estaban pasando la noche y que se movieron al punto mejor iluminado y más cercano que encontraron, de ahí que acabasen bajo las luces de la gasolinera: “Es una ventaja para ver a depredadores como halcones o búhos, que podrían comérselos”. En cuanto al espacio que mantienen entre ellas, perfectamente calculado, el profesor Prum apunta que “se trata de una tensión social y espacial que se da en cualquier bandada de pájaros de este tipo, un equilibrio uniforme en el que se evita el ataque de otros pájaros del ‘rebaño’ y no se está del todo en el borde de la bandada, pudiendo convertirte en el elemento vulnerable para los depredadores”. Otros expertos en el tema, apuntan que este tipo de separación es para no contraer parásitos de otros ejemplares de la misma especie.

Así que no hay por qué preocuparse, de momento los pájaros no se han hecho con el país.

Fuente: BuzzFeed

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades