Descubren que en Grecia existieron 'minidragones' de Komodo

Ahora los científicos tratan de averiguar cuándo se extinguió exactamente

image
Foto: Dragón de Komodo actual.

Un grupo de investigadores capitaneados por el paleontólogo Georgios Georgalis, ha descubierto en Grecia los restos de un pariente extinto de los actuales dragones de Komodo, endémico de de algunas islas de Indonesia central.

Según los datos que han podido obtener tras el análisis, estos reptiles eran mucho más pequeños que los Varanus komodoensis actuales, los cuales pueden alcanzar hasta los tres metros de longitud. Además, parece que no se extinguieron hace tanto tiempo como pensaban los investigadores. Hasta ahora, la creencia es que habían desaparecido hace unos 2,5 millones de años, pero las nuevas pruebas sitúan la fecha de su extinción hace 800.000 años. "Podríamos decir que es un superviviente", bromea Georgalis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se sabe que los varanos vagaron por Europa, pero parecen desaparecer del registro fósil en el Piloceno, cuando el clima se volvió más frío y seco. El nuevo espécimen hallado cerca de Atenas es mucho más reciente, ya que se remonta a menos de un millón de años atrás. "Gracias al nuevo fósil, sabemos que los varánidos sobrevivieron al menos hasta el Pleistoceno medio".

Las partes halladas del fósil se corresponden a varias piezas del cráneo y la mandíbula. Pero, como reconoce Georgalis, estas piezas son una buena base para poder identificar varánidos, ya que los dientes y la mandíbula varían notablemente entre las distintas especies de lagartos.

El fósil fue hallado hace 30 años, en un lugar llamado Tourkobounia, ubicado a las afueras de Atenas. Se descubrió en una colección que fue cedida a la Universidad de Turín: "Estaba muy, muy sorprendido, gratamente sorprendido, cuando vi estas piezas, ya que eran muy distintivas". La pieza más grande de la que disponen es la mandíbula superior, de 17 milímetros. También tienen dos dientes puntiagudos, de tan solo 4 milímetros de largo. La segunda parte del fósil es una pieza de la parte baja de la mandíbula, de 15,7 milímetros. El trabajo que queda a los investigadores ahora, es tratar de encontrar otros varánidos del Pleistocen, entender cuándo fue exactamente su fecha de extinción y saber por qué se extinguieron de Europa.

Fuente: livescience.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza