¿Cómo reaccionarías si te encuentras una rata del tamaño de un perro?

¡Sálvese quién pueda!

Exceptuando el roedor de Ratatouille, lo cierto es que el resto de la especie no es precisamente querida por la raza humana. Si a eso le añadimos que puedes encontrarte una rata del tamaño de un perro, probablemente algunos entren en pánico, ya que no habrá silla que les salve de la situación.

Conocidas por ser responsables de muchas enfermedades poco agradables para el ser humano y también por su mala costumbre de acudir en grupo a todas partes, las ratas son un auténtico temor para la mayoría de los mortales. La cosa se complica cuando algunas personas comparten fotos en Internet en las que aseguran que su protagonista es un roedor gigante, pero lo cierto es que, como han demostrado muchos escépticos, hay bastante trampa en esas imágenes. Es el caso de un roedor encontrado en un parque infantil. La perspectiva forzada de la foto hace pensar que se trata de un ejemplar de grandes dimensiones, pero nada más lejos de la realidad.

Según Dougie Clarke, investigador de la Universidad de Huddersfield (Reino Unido) no debemos hacer saltar las alarmas. Según un estudio que su equipo ha realizado recientemente en el que midieron a más de 100 ratas comunes británicas, la longitud de su cuerpo totalmente extendido no supera los 26 cm. Su cola puede alcanzar 25 cm. Clarke tiene claro de dónde procede la preocupación de la gente: "Muchos medios de comunicación aseguran que las ratas se están haciendo más grandes, muestran fotos de ejemplares gigantes trucadas...".

via GIPHY

La rata más grande del mundo tiene el tamaño de un perro pequeño

Quitando las ratas comunes que puedes encontrarte en la ciudad, sí es cierto que perdidas por la naturaleza puedes avistar ejemplares algo más grandes. Es el caso de las conocidas como ratas de bambú (Rhizomys sumatrensis) las cuales pueden alcanzar un tamaño de 50 centímetros desde la nariz hasta la punta de la cola. Aunque esto pueda parecer una talla similar a las ratas comunes, lo cierto es que la cola de la rata de bambú sólo alcanza los 12 centímetros. Además, esta especie puede llegar a pesar unos cuatro kilos, más o menos lo que pesa un gato doméstico.

Otra rata conocida por sus grandes dimensiones es la Sundamys infraluteus, que puede alcanza los 60 centímetros (aunque solo pesa medio kilo). Si hablamos de tamaño inusual sobre los roedores, hay que incluir al carpincho, aunque está más estrechamente relacionado con los conejillos de indias que con las ratas. Para evitar este tipo de pistas falsas que a veces encontramos en algunas noticias, lo mejor es centrarse en investigar la evolución del Muridae.

Otro roedor al que caracteriza un tamaño inusual es la rata de Gambia, que puede alcanzar 90 centímetros y 1,5 kilos de peso. Este ejemplar no es nada simpático y conviene evitarlo, ya que se les vinculó a un brote de viruela en Estados Unidos en 2003. Eso sí, su tamaño ayuda a dejar en buen lugar en la caza a los gatos más torpes (como el de este gif, que parece no encontrarle a pesar de tenerle delante).

También existen otros dignos de mención. Es el caso de la rata nebulosa de las Filipinas (Phloeomys pallidus), que puede llegar a alcanzar los 75 centímetros de largo y 2,6 kg de peso. Por su parte, la rata de lana puede alcanzar los 82 centímetros de largo.

Fuente: bbc.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza