El vertebrado más abundante del planeta

Vive en el mar

Los hábitats terrestres, selvas, estepas, bosques, desiertos, praderas alpinas, todo ha sido profundamente explorado durante siglos y aún así representan menos del 1% de la biosfera del planeta. ¿Por qué tan poco? La franja de la vida es estrecha. El suelo fértil se hunde un par de metros, los árboles se alzan varias decenas y hasta las aves más osadas, precisan regresar a la superficie de vez en cuando.
El agua, sin embargo, es una historia diferente. Cubre más del 70% de la superficie del planeta y se sumerge kilómetros de profundidad. Esta es la razón que permite comprender por qué los científicos solo recientemente han descubierto que el boca erizada, un pez de la familia Gonostomatidae, es el más numeroso de los vertebrados del planeta. Este pez habita las regiones abisales, brilla en la oscuridad, puede ser de color negro o exhibir un tipo de translucidez fantasmal y cuando su boca se abre, deja paso a unos colmillos como agujas, de ahí su nombre en español.
"Están por todas partes" – asegura Bruce H. Robison, un biólogo marino en el Instituto de Investigación del Acuario de Monterey Bay, en California – . Todo el mundo está de acuerdo: es el más abundante en el planeta “. Según los estándares humanos, esta pequeña bestia, sería un Pulgarcito de los mares, literalmente, ya que su tamaño es menor que de un dedo, pero lo que tiene de pezqueñin, también lo posee en sorpresas. El propio Robinson relata algunas de las particularidades más extraordinarias de este pez. Tienen ojos muy pequeños, pero en su hábitat estos parecen jugar poco o ningún papel en la búsqueda de presas. En cambio, al igual que muchos otros vertebrados acuáticos, los boca erizadas confía en su línea lateral, un sistema de órganos sensoriales que permiten detectar el movimiento y la vibración en el agua que les rodean para identificar presas. También cuentan con filas de puntos brillantes en el abdomen. Esto sería un tipo de camuflaje destinado a confundir a sus depredadores. En las zonas oscuras del océano, donde hay poca luz natural, es difícil ver las presas mirando hacia abajo, por ello la mayoría de los “cazadores”, miran hacia arriba para identificar las sombras. Los boca erizadas utilizan estos puntos bioluminiscentes para mezclarse con la luz ambiente, una estrategia conocida como contra-iluminación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otra característica sorprendente es que el boca erizada comienza su vida como macho, pero algunos se convierten en hembra, este es un fenómeno que también se observa en ciertos gusanos, lapas y mariposas. El macho es más pequeño que la hembra y, de acuerdo con John C. Avise, autor del libro Hermafroditismo, “tiene un sentido del olfato más desarrollado, al parecer, para encontrar compañera en la profunda oscuridad”:
Uno de los primeros en intentar poner un número a la cantidad de estos peces fue William Beebe, el primer científico en verlos en su hábitat natural, a principios de los años 1930. Para Beebe debería haber unos 24 mil millones de boca erizadas en el mundo. Pero los expertos, esta cifra se queda corta y hablan de hasta miles de billones.
"Ningún otro animal se acerca", dijo Peter C. Davison, un científico de pescado en el Instituto Farallón de Ecosistema de Investigación Avanzada, en Petaluma, California. "Hay tantos como una docena por metro cuadrado de océano.” Todas las exploraciones realizadas hasta la fecha, con redes de arrastre sumergidas a grandes profundidades, confirmarían estos números.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias