La mariposa que quería ser serpiente. Y era búho.

Su crisálida parece una víbora

Con vosotros la Dynastor darius. Esta mariposa habita el continente americano, desde México hasta Argentina. La hembra, mucho más grande que el macho, puede alcanzar los 30 cm con las alas extendidas, mientras que el macho no llega a la tercera parte. Pero el dimorfismo sexual no es la característica más importante de esta maravilla alada. Antes de convertirse en una mariposa, maestra del mimetismo que se confunde fácilmente con las hojas marrones de un árbol, su crisálida, donde la larva se transformará en mariposa, adquiere la forma de una cabeza de serpiente carnívora. Con esto lo que consigue es ahuyentar a los posibles depredadores, principalmente aves.
Y, sin lugar a duda lo consigue. Durante dos semanas, mientras la metamorfosis se completa, la crisálida colgará de diferentes árboles hasta lograr la madurez de la maravilla que lleva dentro. En ese momento la Dynastor darius, también conocida como mariposa búho en algunos países, alza su vuelo definitivo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias