Julio Barea habla sobre el petróleo de las Canarias

Crítico con la actuación de Repsol y de las instituciones públicas, expone su visión sobre la polémica suscitada a raíz de los posibles sondeos en agua Canarias, una cuestión abordada en profundidad en el próximo número de QUO.

Greenpeace está en contra de los sondeos que Repsol quiere hacer en Canarias. ¿No cree que puede ser beneficioso para España encontrar petróleo en esa zona?

El único beneficio va a ser para las empresas multinacionales. Repsol, aunque parezca española, no lo es. Tiene más de la mitad de capital extranjero mayoritariamente. O sea, no va a repercutir ningún beneficio en España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Por qué están ustedes en contra?

Queremos que se haga una valoración estratégica global de todo el proyecto, no por partes, porque es una cuestión acumulativa. El ir pidiendo permisos es una trampa administrativa legal que desvirtúa las consecuencias y los efectos. Se compatimentan los permisos y las licencias.

Ustedes tienen muchas objeciones a como se ha hecho la DIA, Declaración de Impacto Medioambiental.

La DIA de Canarias la ha hecho el Ministerio, que se basa en el proyecto enviado por Repsol. Supuestamente, se tienen en cuenta las alegaciones presentadas por grupos ecologistas, ayuntamientos y algunos organimos del propio Ministerio. Repsol tiene un plazo para responder cada una de ellas. Lo que pasa que las contestaciones suelen ser imprecisas, vagas y remitiendo a lo que ya habían dicho. Sobre todo cuando proceden de un grupo ecologista. Son bastante despreciativos con nosotros. Dicen, “estos no tienen ni idea y pongo aquí lo que me parece”. Y más si sienten que tienen el aval absoluto de la Administración.

En Estados Unidos tienen inventariado el subsuelo. ¿Deberíamos hacer nosotros lo mismo?

Si la estrategia energética pasa por vender hidrocarburos, por supuesto. De hecho, es lo que están haciendo. Pero lo que hay que ver es para qué se hace, cuál es el paso siguiente. Ellos argumentan que lo único que quieren es ver qué hay. Bueno, no necesitamos saberlo, lo que tenemos que hacer es cambiar el modelo. El Panel Intergubernamental del Cambio Climático de Naciones Unidas recomienda que no se extraigan 2/3 partes de las reservas de hidrocarburos que se conocen si no queremos sobrepasar dos grados centígrados la temperatura media a finales de siglo. Hacerlo tendría unas consecuencias catastróficas para el planeta y los seres que viven en él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Hay algun país que cumplan esas recomendaciones?

Algunos ya tienen una hoja de ruta para ser sostenibles en 2050 como Dinamarca y Alemania, un país que tiene instaladas 5,5 veces más energía solar que España recibiendo tres veces menos de luz solar. También el todavía nuclearizado Japón, que el año pasado instaló 8.500 megavatios de fotovoltáica, o sea, un 82% más que España en toda su historia.

Pero las energías renovables de momento son caras

Este es un mensaje transmitido por las petroleras y las eléctricas. Que lo demuestren. De hecho, los beneficios que reportan son mucho mayores que las primas. Hablo de energía eléctrica de fuentes renovables. Está primada, que no subvencionada como los hidrocarburos. Vemos, por ejemplo, que en el caso del petróleo no se están externalizando los costes. ¿Están pagando realmente los gramos de CO2 que se emiten a la atmósfera? Si realmente fuera así, muy pocos podrían permitirse el lujo de seguir recurriendo a él. Somos todos nosotros quienes lo pagamos con nuestro dinero, nuestra salud y nuestro medio ambiente.

Hay quien dice que debajo de todo esto hay un trasfondo político

En el año 2011, el PP gana las elecciones, también en Canarias. Muy probablemente, la situación que se produjo fue la siguiente: José Manuel Soria, vicepresidente de la comunidad, le dice a Paulino Rivero, de Coalición Canaria, y presidente de la Comunidad: “Yo creo que, dado el gran apoyo popular que ha tenido mi partido, ha llegado el momento de cambiar, de que ahora sea yo el presidente y tú el vicepresidente”. No es difícil imaginar que a un político le cueste encajar este tipo de cosas. El presidente de Canarias, en consecuencia, rompe el acuerdo de gobierno con el Partido Popular y se coaliga con el PSOE. En enero, Soria es rescatado por Mariano Rajoy para ser uno de sus ministros. Supongo que en su ánimo queda un deseo de revancha y me imagino también que lo que pretende es volver por la puerta grande a la política canaria y ser presidente de la comunidad. ¿Cómo lograrlo? Canarias tiene una tasa de paro altísima y probablemente Soria se dijo: “Voy a convertir las islas en el Arabia Saudí o el Qatar del petróleo. Todo el mundo va a ir en limusina y va a tener su jet privado. El petróleo nos dará riqueza”. Rápidamente, coloca como secretario de Estado de Energía a una persona de Repsol, Fernando Martí, ahora presidente del Consejo de Seguridad Nuclear. El paso siguiente es un Real Decreto que permite de nuevo a Repsol reanudar las operaciones en Canarias. Lo malo es que todo se ha ido enrocando y Coalición Canaria, que al principio no era tan beligerante, tiene ahora una postura de rechazo frontal hasta el punto de que José Manuel Soria es una de las personas menos querida en las islas. Vamos a ver cómo deslía ahora esta madeja. Por supuesto, todo esto es mi opinión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál había sido hasta entonces la actuación de Repsol en la zona?

En 2001 Repsol presenta la solicitud para investigar. En 2004 el Tribunal Supremo le deniega el permiso debido a grandes fallos en el tema medioambiental. En ese lapso, Repsol aprovecha una autorización unilateral de Industria para hacer las prospecciones sísmicas. En 2012 vuelve a pedir autorización para hacer los sondeos y se promulga el Real Decreto que antes mencioné.

Y el pueblo de Canarias, ¿qué papel juega en todo esto?

Nunca han querido el petróleo. En 2001, que todavía no estaba Paulino Rivero, ya se manifestaron en contra. De hecho, lo llevaron al Tribunal Supremo y lo ganaron. ¿Ha sido utilizado este tema políticamente? Probablemente, sí, pero ellos siempre han dicho “No al petróleo”. Han cambiado los políticos, no ellos.

Cómo se controla un vertido

De ninguna manera. ¿Cómo controlas una mancha de aceite en agua? Va a favor de las corrientes, de los vientos, se dispersa por la superficie, por la atmósfera, se hunde en el fondo del mar… Las palabras “vertido” y “controlado” son antagónicas. El otro día en Baleares, en Ibiza, delante del islote de Es Vedrá, que es un parque natural con especies endémicas, desplegamos una barrera anticontaminación de cien metros, es decir, de una pequeña tirita en el mar. ¿Van a tener las petroleras 5.000 km de barreras para colocar en caso de vertido? No. Como mucho llegarán a algunos miles de metros. Los vertidos son incontrolables. Se terminan disipando, hundiendo, difuminando… nos lo terminamos comiendo. Miente quien diga lo contrario.

¿También las petroleras?

Por supuesto. Nos mienten y lo han hecho siempre. Ahí está el caso Deep Water Horizon y los vertidos en el Golfo de Méjico. Nos decían que tenían la tecnología más sofisticada y puntera y fíjese la que se organizó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las petroleras sostienen que el riesgo es muy bajo, que también un avión puede caerse y no por ello la gente deja de volar.

Ese es un argumento falaz. Yo decido si me subo en un avión o no. Pero yo no decido nada sobre la actuación de las petroleras en el mar. ¿Qué pasa si hay un vertido? ¿Lo socializamos todos? Yo no quiero sacrificar ni mi salud ni el mediambiente por cuatro gotas de petróleo.

¿Qué habría que modificar de la Ley de Hidrocarburos?

Es antiquísima. Habría que plantearse una estrategia energética a nivel nacional. No podemos seguir dependiendo de los hidrocarburos. España tiene un potencial brutal. Somos el Golfo Pérsico de las energías renovables. No tiene ningún sentido seguir apostando por una industria contaminante, sucia, perjudicial y cara cuando tenemos otra industria que es barata. Hace apenas año y medio éramos un país puntero en cuanto a implementación, desarrollo y tecnología en renovables. Exportábamos ingeniería, industria, profesionales… Todo eso era España, la Arabia Saudí de las renovables. El ministro Soria se ha encargado de acabar con ello y meternos otra vez en la industria sucia y contaminante del fracking, de los hidrocarburos…

La energía solar prácticamente ha desaparecido con el recorte de las subvenciones.

Falso. Hace escasos meses se ha puesto a funcionar una instalación solar en la provincia de Sevilla que genera energía a precio de mercado. La tecnología solar ha bajado mucho. Ya es imparable. Es más barato, por ejemplo, generar electricidad con fotovoltaicas que con otras cosas. Ni que decir tiene que la reacción de la compañías eléctricas ha sido inmediata. Han presionado al gobierno para que modifique la ley y ponga todas las trabas posibles al desarrollo de las renovables.

Si tan rentable son, las multinacionales apostarían por ellas

La cuestión es que ya tienen gastadas decenas de miles de millones en otras tecnologías. Antes de lanzarse a las renovables, deben amortizar las inversiones que han realizado en las de hidrocarburos. Por ejemplo, en España se han instalado en los últimos años 26.000 megavatios de ciclos combinados de gas. Son plantas supercaras que están paradas. No generan nada porque no hay demanda para ellas. Las compañías que han realizado esas inversiones no saben cómo recuperar su dinero. De ahí la presión al gobierno y de leyes que favorecen que sea más caro generar electricidad en tu casa, con una placa solar, que comprársela a Iberdrola, Endesa o Gas Natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Personajes