El bonobo que hizo una fogata para prepararse una ración de marshmallows

El famoso gran simio Kanzi vuelve a hacer gala de su inteligencia

Como podemos observar en este vídeo, el famoso e inteligente bonobo Kanzi no tiene ningún problema para adaptarse a los nuevos tiempos y usar una caja de cerillas en lugar de dos piedras para hacerse fuego. Y no sólo eso, el goloso gran simio se permitió el capricho de prepararse una ración de malvaviscos ante la atónita mirada de los allí presentes.

Kanzi es un macho de bonobo que nació un soleado día de octubre hace 34 años. Desde entonces, tiene la buena y simpática costumbre de destacar en estudios del lenguaje de grandes simios, y según Sue Savage-Rumbaugh, la primatóloga que le ha acompañado a lo largo de su vida, "ha mostrado una aptitud lingüística muy avanzada". En esta ocasión, por su habilidad con el fuego y por ofrecer su receta para preparar la chuchería clásica de las acampadas en exclusiva para un nuevo programa de la BBC: "Monkey Planet".

Tras disfrutar del documental, algunos no pudieron evitar mostrar su estupor en las Redes Sociales: "Todo buen estudiante de psicología sabe que Kanzi es muy inteligente, ¡pero yo no podía imaginar que sabía cocinar malvaviscos!" tuiteaba una de las espectadoras. Otros, los más escépticos o 'conspiranoicos', se decantaban porque Kanzi era en realidad un humano vestido de bonobo. Ejem.

No es la primera vez que Kanzi es el centro de atención. En una ocasión, la cuidadora del chimpancé solicitó al expedicionario y corresponsal Paul Raffaele que realizará una Danza de Guerra Maorí (Haka) para los peludos espectadores bonobos. Para que os hagáis una idea, esta danza incluye gritos, golpes en el pecho y fuertes cachetes en los muslos. La reacción de la mayoría de los bonobos no se hizo esperar: mostraron toda la agresividad de la que eran capaces en respuesta al provocador baile del humano. Todos excepto uno, Kanzi, que usando vocalizaciones de bonobo le sugirió al bailarín improvisado que le hiciera el baile solo para él donde otros no pudieran 'ofenderse'. Todo esto en idioma bonobo, claro.

Además, es un conocido fabricante de herramientas de piedra, sabe jugar (y ganar) al Pac-Man y es el primer bonobo observado que empezó a usar algunos elementos de lenguaje. Sus cuidadores cuentan que es experto en inventar nuevas palabras, además de saber más de 200 y llegar a comprender oraciones gramaticales sencillas. Un crack peludo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades