¿Cómo se pone nombre a los huracanes?

Desde la Segunda Guerra Mundial se designan con nombres de mujer o de hombre 

Cada vez que se detecta un huracán hay que bautizarlo, para hacerlo reconocible y facilitar la comunicación a la hora de señalar su presencia y posición. Hace tiempo, estos fenómenos se llamaban como el santo del día, pero a partir de la Segunda Guerra Mundial se empezaron a designar con nombres de mujer o de hombre.

La Organización Meteorológica Mundial ha adoptado este sistema y ha creado una lista, de la A a la W –excluyendo la Q, U, X, Y y la Z, consideradas poco comunes– en la que se van alternando un nombre femenino y otro masculino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas