Una nueva especie de serpiente descubierta dentro... de otra serpiente

No se ha encontrado ningún ejemplar vivo

serpiente
Facebook

En 1976, se encontró en el estado mexicano de Chiapas un ejemplar de serpiente de coral, un tipo de reptil tropical muy venenoso. El animal fue enviado a un laboratorio y, al diseccionarlo para su estudio, los investigadores descubrieron una inesperada sorpresa en su interior: el cuerpo parcialmente digerido de otra serpiente, que medía 25 centímetros de largo.

Ahora, 42 años después los especialistas han llegado a la conclusión de que la serpiente devorada pertenece a una especie totalmente desconocida hasta la fecha, a la que han bautizado con el descriptivo nombre de Cenaspis aenigma.

Y el “apellido” aenigma, le viene que ni pintado, porque esta serpiente sigue siendo un misterio para la ciencia. Las características de su dentadura y su cráneo no coinciden con las de ninguna otra conocida. Pero es imposible saber nada sobre su hábitat o costumbres, porque no se ha encontrado ningún otro ejemplar vivo.

Con todo, los investigadores intuyen que puede ser una serpiente excavadora, no venenosa, y que se alimentaba de insectos. Pero, como ya hemos dicho, solo son conjeturas que únicamente podrán confirmarse cuando aparezca otra“aenigma”.

Fuente: IFL Science.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades