Los bosques azules

El gran papel de la vegetación marina

image
Los ecosistemas como este manglar entierran la mitad del carbono que termina en los sedimentos marinos.

Esta es la denominación que los investigadores han elegido para destacar el papel de manglares, marismas y praderas submarinas como sumideros de carbono.

El investigador Carlos Duarte aseguró en el Quinto Debate de Biología de la Conservación (Fundación BBVA-CSIC) que: “Su potencial secuestrador supera en 15 veces al de un bosque amazónico prístino”.

Sin embargo, su ritmo de degradación supera en un 10% al que sufren las selvas tropicales.

El informe Carbono Azul, elaborado por un panel internacional de expertos, analiza la importancia del mar para capturar CO2.

Barreras naturales. Los hábitats vegetales protegen las costas, algo tristemente evidente en los desastres del tsunami del SE asiático y el huracán Katrina.

Las marismas que protegen el litoral de EEUU de huracanes son tan eficaces como un dique que costase 24.000 millones de dólares.

VUELTA A LA VIDA
Dónde. Delta del río Mekong. Acción. Regeneración del mayor bosque de manglares del mundo. Causa. Quedó totalmente destruido por la acción del arma química “agente naranja” esparcida durante la guerra de Vietnam. Plazo. Se ha recuperado en 15 años. Ventaja. Los expertos calculan que la inversión en reconstruir estos hábitats naturales supone un ahorro 7 veces superior al de una obra de ingeniería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza